viernes, enero 30, 2009

Canciones con historia - Brighter than sunshine

No recuerdo mucho de ese día, sólo recuerdo mi lado de la historia, mi yoismo no me dejó verte, ni ver los detalles, siempre tan tuyos, no te vi, ni ese día, ni por años, hoy que al fin mis ojos se abren ante tu presencia, cuando al fin te anhelo con una mirada destellante de ilusión, te recuerdo sin cesar y recuerdo la magia que nos rodeó desde el primer instante.

Allí, yo, más igual que nunca, tú, atento aún sin conocerme, ambos en medio de una tarde lluviosa que te introdujo en mi vida, una tarde que marcó el inicio de una historia abundante en realismo mágico, que nunca termina de ser realidad, que nunca termina de ser mágica.

Allí, tú, andando en insistentes pasos por conocerme, yo, aislada en mis problemas momentáneos, tú, tratando de levantar mi ánimo por cualquier medio, yo, sin ganas de escuchar lo que tenías para mi. Sólo las lágrimas y las falsas expectativas me importaron en ese momento.

Y agujas de reloj que no temían correr se adelantaron ante mis ojos, tú, incluido en mi vida sin permiso, voluntaria y arbitrariamente, regalando detalles sin miedo, sin nada que perder, yo, aún ignorando tu presencia ¡cuán ciega!

Tú, lejano y cercano a la vez, yo, recordando los buenos momentos y soñando con unos cuantos más.




No escribí esto porque esté enamorada, ni porque sienta algo como lo que dice la letra de la canción, que destaca en sus palabras al amor, el destino y los sentimientos, bah… ni remotamente… lo escribo porque esta historia en particular me conecta con la canción Brighter than sunshine, me hace pensar en un momento y se vale compartirlo. Desde hoy publicaré cada tanto algunas canciones, canciones con historia, con mis historias y las historias de algunas personas más, porque a veces las melodías se meten hasta los huesos.

En este caso conocí la canción por medio del amigo en cuestión [el dueño de estas letras que escribí arriba] que me envió un link para que la escuchara, de inmediato viajé en el tiempo y supe que era nuestra canción, cursi ¿no?, hasta las pestañas, según el caso, lo bueno es que conocí la canción y a su autor; hablando del tema y el interprete, Aqualung se presenta como un proyecto musical de Matt Hales, un inglés esclavo de la música con una propuesta bastante interesante y mucho por mostrar, esta canción es parte del disco Strange And Beautiful, uno de los varios del artista, y banda sonora de un pedacito de mi vida.

Enjoy! Or not enjoy!

jueves, enero 29, 2009

De otra película que marcó huella


Hace unos días recordé una de las películas que también marcó huella en mi vida, Más allá de los Sueños, del director Vincent Ward, salió en 1998, probablemente la vi un año después, la primera vez que me topé con ese film quedé realmente impactada, creo que debido a la temática o a la tristeza inmersa en la historia, suicidios, paraíso, purgatorio, depresión, no eran temas para una adolescente de 14 años, no pensaba en tanta desesperanza junta, aparte que en ese momento no sabía nada de cine ni arte, en lo absoluto más bien, pero estéticamente ese film me pareció excelente, esas imágenes del cielo pintado me hacían creer que mi paraíso sería exactamente igual, hermoso, relajado, feliz, colorido, lleno de sutilezas pero sin el dalmata, no era mi tipo. Me parecía una película con mucha esencia, con una historia que me cautivaba y me producía muchas emociones, aún lo hace de hecho, aún la veo y me entristece y me hace sonreír al tiempo, no importa que la he visto mil veces, no importa que ya conozca el final, la historia me sigue capturando, sin duda ha sido una película que marca huella.

martes, enero 27, 2009

El primer amor

Desesperanzada de todo, ya no creía en la ilusión, sólo 7 letras con un acento y escasez de sentimiento, llegué a pensar, pero para mi sorpresa hace un par de meses recordé el amor más tonto posible que ha pasado por mi vida, y aún se mantiene eso en mi mente, regresé en el tiempo, estacionándome en el año 1992, año en que conocí a mi primer amor.

Era una menina de 7 años, en apenas segundo grado, con uniforme de colegio, lonchera rosada, un corte de cabello de vergüenza nacional [se le conocía como el corte de niña bonita, lo recuerdan?], unos zapatos ortopédicos y la mayor torpeza para socializar con cualquier niño, era una nena que bailaba las chicas del can frente al espejo, y desde chiquitita me encantaban los niños, inevitable, que enamorada he sido.

Él era un niñito rubio, el único rubio que me ha gustado en mi larga historia, más alto que yo, con unos ojos hermosos, una sonrisa algo torpe pero pícara y algo de odioso le sobraba de vez en cuando. Yo a menudo le miraba con pena, él regresaba esas miradas que sabía para él, nos reíamos y hasta nos hicimos amigos, tontos amigos, nos dimos más de un par de regalos, con un amor de niños que duró hasta 1995, un cambio de colegio fue el responsable de esa despedida que nunca pasó, salímos apenas de quinto grado. No supe más de él, sólo un par de veces lo vi, ya en bachillerato, ya eramos adolescentes, pero no pasó más de una mirada distante y un saludo lejano, aunque siempre lo recordé [indicios de nostalgia]… fue una época sin celulares, ni correos electrónicos y sencillamente éramos unos nenes y la tecnología no era un puente de ayuda.


Hace unos meses ocurrió, la sorpresa, recibir un mensaje de él [en unas de esas redes sociales tan conocidas y criticadas]… mi sonrisa no fue nada normal, de hecho recordaba sus nombres y sus apellidos, siempre estuvieron en mi mente, su rostro y su sonrisa como si lo estuviera viendo… [me detengo por el suspiro tonto jeje]… El mensaje iba algo así “que bueno encontrarte nuevamente, saber de ti, cuéntame qué hiciste con tu vida” y bla bla bla, lo típico, hasta que dijo: “tas igual de bella y aún se te hacen los hoyitos en la mejillas tan cutes jeje”…
Ayyyy… tan bello, me recordaba como yo a él… en ese momento recordé lo bonito de mi ilusión y aún no se me quita tal sonrisa en mi rostro.

Recordar con ilusión es algo que ya casi no guardo en mí, poder hacerlo por un instante me llena de emoción, además nada como el primer amor, no importa si fue muy antes o muy después, esa coqueteria torpe, los berrinches y recuerdos, las meriendas compartidas,las excusas brindadas y las nostalgias ante la distancia, todo en conjunto para recordarlo para la eternidad. Cursi no? siii, todos tienen su momento!

lunes, enero 26, 2009

10 minutos por ese lugar que llamamos hogar


Que a veces veo todo alrededor, veo montañas de basura, veo un aire espeso y asfixiante, veo un cielo que ya no pinta en azules indescifrables, veo una mano creadora convertida en destructora, una vida con excesos, lujos que entorpecen pequeñas, sutiles y útiles vidas. Que despierto y veo que soy parte de eso, aunque no quiero mi mano también es destructora, y si hemos hecho de nuestro hermoso planeta un bote de basura en nuestras manos está el deber y la obligación de ser agentes de cambio, no botes el periódico, RECÍCLALO!, no malgastes el agua, CIERRA LA LLAVE cuando no la uses, apaga el monitor si no estás al computador, NO MALGASTES ENERGÍA! En nuestras manos está el cambio y aprovechando las energías de todos y que podemos unir nuestras manitos para hacer algo, pues hagámoslo, la fecha es el miércoles 28 de enero, la convocatoria es al Apagón mundial de 7:50 pm a 8:00 pm [Vzla], sólo 10 minutos para darle un respiro a este hermoso lugar que llamamos hogar.

Se preguntaran que pueden hacer 10 minutos sin luz al planeta, les parecerá irrisorio, pero no lo es, es un gran respiro. Algo de esto les puede servir FUNDACIÓN VIDA SOSTENIBLE, Revista Consumer: CONTAMINACIÓN LUMÍNICA y hasta en el FB pueden leer de ello y apoyar [aquí]

Una divagación más...

No hay nada en la vida que amerite arrepentirse, ni lo bueno, ni lo malo, si de algo puedes arrepentirte es del hecho de no haberlo intentado, ouch! Que mal cuando eso te lo dicen a ti, escuchar eso me ha dejado sin palabras, cuántas veces sucede en todos los ámbitos que se dejan pasar buenas oportunidades por miedo, por soberbia, por ambición o por capricho. Quizá he tenido miedo muchas veces, quizá ahora lo intente, sin presión, sin riesgos, o con riesgos, no importa!

-----------


Y para olvidar un poco de lo anterior, dejo esta canción que me encanta desde el inicio hasta el final... nah mejor que no termine, me encanta!


jueves, enero 22, 2009

A veces quiero un desayuno en Tiffany´s


Hay días en la vida en que despierto con ganas de ser otra, en que quiero usar un collar de perlas, unas grandes gafas y un, inusual en mí, tono carmesí en mis labios, quizá un desayuno en Tiffany´s no me caería mal, probablemente no sea eso lo que quiero en realidad, pero a veces me pasa que quiero ser otra, a veces lo común termina por regalarme bostezos por docenas, a veces quiero dar un cambio radical en la historia sólo para condimentar con un poco de acción, soy más de guiones enrevesados que de historias minimalistas. Hace tiempo por aquí se dijo algo de reinventarse, y es la fecha aún que no puedo sacarme la frasecita, muy seguido quiero hacerlo, hay mañanas en que la rutina agobia y sueñas más en grande de lo común, sueñas con irte a una gran ciudad, donde puedas ir al teatro con la frecuencia en que el sol se desvanece en el cielo, a veces deseas codearte con la vida que sueñas, y es que esa no es sólo mi historia, realmente es la historia de muchos ambiciosos en el mundo, si no pregúntenle a Truman Capote, o mejor aún, a su personaje más cautivador, como le dicen por allí a Holly Golightly, la chica que deseó desayunar en Tiffany´s y un poco más que eso. Hace un poco menos de un año tengo ese libro en mis manos y confieso que jamás lo había leído por muy conocido que sea, la verdad estaba muy floja con la lectura, pero este enero me ha resultado bastante productivo literariamente hablando.

Al terminar de leer este cuentillo más bien corto, que fue mi mayor entretenimiento en la playa, me sentí muy identificada, sé muy bien que la tal Holly se las traía, que tenía su don de ladroncilla, que no sabía ni remotamente qué hacer con su vida, que era más bien frívola e interesada, que sus intereses eran más de otros que de sí misma y que, sin afán de abogar por ella, era más ingenua y confiada que precisa y calculadora. Sé todo eso, pero también sé que el fondo todos estamos hechos con un moldecito muy similar, un molde que hace que sienta dentro de mí un poco de esa tal Holly, liberal como para que no le importaran en absoluto las preferencias sexuales de nadie, encantadora como para cautivar a muchos pero estar a final de cuentas más sola que un 1, ambiciosa como para pensar que todo lo puede y valiente como para huir de aquello que, aunque le brindaba seguridad, no era suficiente para alguien como ella. Así sin saber muy bien cómo terminó la vida de esa chica que disfrutaba los paseos neoyorquinos, así más o menos se desliza cierta incertidumbre por mis paseos emocionales. Ojala no sea tan crédula como Holly, ojala nunca me permita ser tan frívola, ojala nunca me quede tan sola, ojala si algún día me consigo a alguien como Fred, el vecino, no esté tan ciega como para no valorar su presencia.

Ojala lo que siga leyendo me deje pensando y con ganas de más.

miércoles, enero 21, 2009

En Resumen

En resumen, fueron días para olvidar todo, la búsqueda de trabajo, las cotidianidades del hogar, los horarios que no comparto pero me obligan a compartir, días para olvidar que el teléfono existe, cuatro días para recordar que nada es más importante que el tiempo para ser simplemente feliz. Y como cada quien decide cuál es su felicidad y ustedes no son adivinos [y si alguno lo es y aún no me lo ha dicho, no me cae mal la información], pues esto es sólo un recuento de actividades:

1 en la escala de Yei: Decidí ni mirar mi teléfono en el
viaje, espero que no me hayan llamado para una entrevista estos pasados días, pero estar incomunicado, por terrible que parezca para algunos, es muy restaurador, sólo el mar de fondo y un buen libro junto con algunos mariscos para el almuerzo es muy buena combinación.
2 en la escala de Yei: ni en otra ciudad ni con ganas de olvidar todo ni haciendo el esfuerzo logras alejarte de la política, comprobado que si no vas a la política la política llega a ti. Ir a Puerto la Cruz y ver las 300 mil vallas del Tarek me tenía un nervio a punto de explosión y pa completar el presi [pa no insultarlo porque no es mi estilo] decidió ir el martes a Puerto la cruz [y arruinarme mi último día de minivacación desestresante] y la sola idea de respirar ese aire de tanta hipocresía y tanto lamebotas me puso histérica.

3 en la escala de Yei: la temporada baja en la playa n
o es tan divertida como uno cree, pero si lo deseado es relajarse, como en mi caso, es lo más cercano a la perfección, la playa para uno solito un lunes de enero, es realmente sorprendente y hasta se torna muy agradable [cuando estás en un sitio medianamente seguro]. Mi familia, y yo obviamente, necesitábamos el paseo, nos debíamos estos días desde hace algún tiempo. El bebé disfrutó a montones y yo disfruté de sólo estar con él jugando como una pequeñuela. Recordé lo hermoso que es Mochima y espero seguir visitando porque no fue muy extenso el recorrido.

4 en la escala de Yei: Prefiero las ciudades con montañas a los aparentes paraísos playeros. Comprobado, las ciudades con playas llevan y traen olores que no son mi tipo, será el olor del mar, de algunas aguas estancadas o qué se yo pero aunqu
e el paisaje es hermoso para foto prefiero mi clima de montaña y el olor a campos verdes.

5 en la escala de Yei: Las imagenes hablan por mi:

viernes, enero 16, 2009

Me permito soprenderme


Quizá la vida de buenas a primeras no se ha convertido en un espacio renovado lleno de aventuras guayanesas, quizá me he vuelto un poco más aburrida, quizá a ratos debo recurrir al pasado para darle un poco de vida y gentileza a mi historia, quizá el amanecer era un poco más emotivo hace un par de meses, pero hoy veo que existen cosas que vivo en este presente inmediato que logran quitarme el sueño, eso es más que suficiente. Un individuo en mi vida con sólo un pestañeo me alegra cada minuto posible, y es sólo un pequeño que me enseña cada día historias nuevas, canciones, métodos de vida, me enseña a disfrutar pequeños momentos, me privilegia al compartir conmigo muchos instantes y celebro esa instantaneidad, me emociona que aprendo de él tal como él aprende mi, ayer leíamos de arte y observábamos algunas obras de Monet y hoy ese pequeñuelo de apenas tres años ya sabe que Monet era un pintor, y eso ya es un logro; cuando apenas era un bebé de meses y tenía mis tareas vacacionales de arte y literatura, me gustaba leerle en voz alta lo que fuese que estuviese en mis manos, en ese momento fueron muchos clásicos universales, quizá tenga suerte y mi pqñ no abandone ese hábito; me enloquece ver su pasión por la vida, los juegos, pero aún más por los libros, le encantan los cuentos y capta las historias de una manera que enamora, aunque la verdad uno de los episodios que más me ha gustado en nuestra no muy larga historia sucedió ayer a las 4:30 pm, un cielo entre gris y azul se dibujaba al mirar en lo alto, un hermoso arco iris recorría el ancho que mi mirada y este pequeñuelo me llamó con su mayor cara de sorpresa, me decía “Yai veo azul, veo verde, veo morado, veo amarillo…” y más, su cara de sorpresa, su emoción por los pequeños detalles, que a veces como adulto monótono ya no tomo en cuenta, eso me quitó el aliento y más allá de eso, que emoción tan contagiosa, fui otra vez una niña que se alegró con un simple arco iris y sigo pensando que tengo mil cosas más por aprender de ese pequeño y mil cosas más por recordar gracias a él.


----------

Me voy desde mañana hasta el martes a la playita a ver si mi blancura gocha agarra un poco de sol oriental, les dejo un abrazo.

jueves, enero 15, 2009

Recordando la utopía ilusa

[Esto me lo encontré literalmente en el baúl de los recuerdos, en un cuadernito en el que acostumbraba escribir hace un año, quizá más, quizá menos, los párrafos deben ser nativos de finales de marzo o principios de abril probablemente, antes de irme de Caracas a mi tierra de nuevo. He encontrado muchas cosas en ese baúl de los recuerdos, cosas viejas y cosas no tan viejas, si me agradan aunque sea un poco las publicaré aquí]

Como odio las ensoñaciones que obligan a arrastrar tu recuerdo a mi frágil memoria, cuando se dibujan sin cesar terribles aquellas mañanas, aquellas que cada día nacen con tu presencia existente, cuando a la vez me ignoras sin el menor remordimiento. Un silencio que perturba no es la noche inagotable, tan sólo es tu presencia y tu mirada junto a la perfecta ausencia de palabras y emociones. Y aunque toda tu lejanía aflige y comprime cada latido de corazón posible, también me obsesiona, porque te pienso aunque no te dejes ver, aunque te escondas sigues en mi mente, aunque te dediques a ignorar que sigo aquí, seguiré estando aquí por apenas algún tiempo y en medio de esos pensamientos no deja de resonar sin tregua el tic tac de un reloj que no descansa, y que me recuerda cuantos días, cortos días, me quedan, cuántas pocas lunas faltan, y aún cuando más resuena ese tic tac más auguro las mañanas grises en que extrañaré tu ausencia.


Tu existencia titilante aunque no deja de ser distante permanece en mí, permanece al despertar, permanece al respirar un aire que parece ser el tuyo, un aire que aún me toca a pesar de la distancia, un aire que nocturno casi siempre desvanece tu presencia.

Desde siempre la utopía ilusa, desde siempre ansiar lo soñado, lo que aún no sucede, desde ahora y para siempre recordar cada microsegundo en que tus ojos se perdían en los míos.

Desde siempre recordar que aún no olvido.



--------

P.D: Quizá me vaya a la playa un par de días, por eso si me pierdo unos pocos días imaginenme en Mochima tomando sol y comindo pescado frito, no se preocupen estaré bien jeje [mal chiste]

martes, enero 13, 2009

De películas que me dejaron una gran huella

Hace unos días veía los Globos de Oro, tal como mucha gente en el planeta, tratando de entender chistes, criticando algunos trajes, observando si las predicciones de los gurús del cine -dioses-de-la-critica-cinematográfica- eran correctas y acercando cada día más el paso en el camino al Oscar, soy medio adicta al cine y me parece interesante ver ese tipo de premiaciones, también tengo mi lado farandulero así que termina siendo una perfecta simbiosis, en medio de ese evento farandulero-cinéfilo-televisivo me puse a pensar que las películas marcan ciertos capítulos en la vida, tengo ese pensamiento latente porque así como cada quien tiene soundtracks de la vida para determinadas ocasiones, así mismo hay películas que marcan pauta en la vida de cualquiera; volviendo al pensamiento latente, esa idea comenzó a cruzarse formalmente por mi cabeza cuando hace unos 4 días veía con mi tía, por suerte de zapping, a ET: el extra terrestre, ouch! Delatarse la edad es poco al ver esta peli como si fuera ayer el estreno, pero quién que haya vivido los 80 no vio ese clásico, aún no la siento como si fuera tan vieja y mi tía no paraba de llorar, y acoto, ella es de hierro, me dijo en voz baja, esa película me marcó y siempre podré verla, siempre lloraré, insisto mi tía es de hierro pero ET se convirtió en parte de un capitulo de su vida. Así me puse a pensar cuál sería esa peli para mí, cual ecuación pensé:

Si la película de mi tia = ET

Yei = cuál será?????

[Sorry la mente no me dio para la ecuación! El problema de siempre estudiar humanidades]

Y reflexioné. En mi infancia adoré una película, que sólo en determinados casos transmitían en TV, de hecho en mucho momentos ni la recordaba, pero realmente ahora que la recuerdo la quiero en mi colección, es El Jardín Secreto, [click por si no saben cuál es, click por un videito], me parece bellísima, me da una nostalgia al recordarla, me produce entre alegría y tristeza y mi personalidad era muy similar a la de la niñita protagonista, bien terca.

Después pensé que realmente esa no es la única peli que marcó una etapa, ni la más trascendental por decirlo de alguna forma, de hecho la película que marcó un antes y un después en mi vida la vi ya mayorcita y la podré ver de por vida, es mi favorita y podrá decir que desde mi humilde opinión es la película perfecta, con el soundtrack perfecto y con el guión perfecto, esa es Amelié del director francés Jean-Pierre Jeunet, acoto que es de mis favoritos, pero eso es tema para otro post , no tengo palabras, sólo les diré si no la han visto corran por ella y si ya la vieron supongo que les debe gustar, a mi me encantó desde el primer momento.

Me delaté. Por ambas películas puedo decir que soy una romántica aunque lo niegue.