martes, marzo 31, 2009

Y también hay reencuentros de los no-encuentros

-¿Me recuerdas?- le susurré de manera casi imperceptible pero con ráfagas de picardía, tal como si con esas palabras consiguiera recomponer la no-historia que siempre y nunca gozamos, hace unos diez años nos habíamos visto por primera vez, sólo permanecía ese recuerdo de un no-encuentro, ese aroma a posibilidad.

Su mirada era incierta, o eso me hizo creer, le gustaba malabarear con mis certidumbres, con mi ego que volaba por los cielos, saboreaba molestarme, le divertía el cambio del color de mis ojos cuando estaba a rabiar, luego de eso mágicamente me animaba, tal como un mago desembolsa a un conejo de su sombrero, con mucha naturalidad.

No tuvo más que decir que: –No estoy muy seguro, creo que te conozco de la vida, ¿no es así?- al tiempo que me guiñaba el ojo y sonreía, mientras lo hacía sus hoyuelos me robaban el aliento y al mismo tiempo pensaba en la huida más fácil ante mi descaro no recordado.

Siempre lo vi con el rabillo de mi ojo, a veces lo hacía con una desfachatez tal que parecía que sólo él no lo notaba, siempre creí que la indiferencia nos unía de cierta forma, siempre pensé que algún tipo de posibilidad existía pero al mismo tiempo lo dejaba a la suerte, suerte de encontrarnos, suerte de hablarnos, quizá algún día suerte de besarnos.

Yo con dos pasos y medio hacia atrás, le dije –Si, de la vida, lamentable que no sepas qué parte de la vida es la que te podría robar- sonreí y me despedí más avergonzada que orgullosa.

Él con sus arrebatos que me enloquecen, tomó mi mano de manera tan apresurada que apenas pude avanzar un paso, me retuvo de un latigazo, su mano rozó cada centímetro de la piel de mi mano, me abrigaba con tanta confianza, intempestivamente esbozabamos el inicio de un verdadero encuentro.

Las palabras resabalaban de sus labios, -te recuerdo desde siempre, yo también te imaginaba en historias-.

Cinco minutos después desperté, me hubiese gustado seguir soñando y ver cómo culminaba la primera de las historias que pinta a final feliz… quizá la continuidad de los sueños me ayude.

lunes, marzo 30, 2009

A falta de fe

De expectativas está hecho el mundo, de construcciones protagónicas formadas en medio de una desértica utopía. De expectativas que pasean por ensueños versados y posibles, de algunas otras que se desvanecen a falta de voluntad o simple esencia. De expectativas amorosas, placenteras, emotivas, carnales, fraternales, profesionales, románticas, musicales, culinarias, académicas, blogueriles, climáticas, dogmáticas, filmicas, pragmáticas, banales, literarias, atípicas, prejuiciosas, de expectativas está hecho el mundo.


------

Quizá como dijo Jolie algo de fe me ha de faltar y quizá me falta algo más... cuando lo encuentre, les aviso! Les debo la foto de Guayana desde el piso 8. Soon!

viernes, marzo 27, 2009

Resumé

En la ciudad llueve y tengo una vista panorámica que me permite ver desde un piso 8 los caudales místicos de Guayana. Yo añoraba que llegara este día, el preciado viernes cargado de ocio, de promesas incumplidas y de metas atolondradas. Marzo mejoró en cantidad de lecturas pero no en calidad de ellas, espero un abril frondoso, me falta disciplina a la hora de escoger, aunque hay que leer de lo bueno y de lo malo para valorar las beldades. Una diversión cargada de payasos, animales y malabares probablemente me acorrale el fin de semana con la mirada suplicante de mi enano favorito. Se puede decir que la vida guayanesa va tomando forma, aún con altibajos de montaña rusa pero con mejores atributos que inicialmente. Tengo mucho chocolate para comer este fin, lástima que no me guste el chocolate. Tengo una película rogándome verla, prometo ser fiel a no esquivarla. Les deseo feliz fin y espero ponerme al día en lecturas. Muacks!

jueves, marzo 26, 2009

Romería de desencuentro

Camila lo miraba de reojo, asumiendo que sus camaleónicas pupilas no la delataban, siempre tenía una actitud de desprecio que usaba como antifaz -a ratos enigmática y a ratos perturbadora-. Él ni sabía cómo se llamaba esa chica distante y callada pero interesante, ocasionalmente la repasaba con su cara de “asterisco” y le desvalijaba con una sonrisa, quizá algún loco pensamiento le arrebataba, se preguntaba qué pasaría si algún día él se acercaba sin alguna excusa aparente a desordenarle la vida.

Ella con distracción musical infaltable siempre evitaba tertulias, parecía demasiado ocupada o desinteresada como para dar un paso corto o largo hacia adelante. Él ideaba conversaciones imaginarias que nada de asperezas profesaban. Ambos sin saberlo curioseaban en la vida del otro, inventando historias y encuentros que enjaulaban sus deseos de ensueño.

Él se acercaba, con pasos rápidos y constantes para no arrepentirse, sin siquiera decirle nada detalló a ínfimas distancias el impredecible color de sus ojos, que se tornaban un color más claro con su nerviosa cercanía. Ella muda no logró erigir palabras, no existía desconcierto, sabía qué le esperaba, un suave roce de labios que a suerte de encuentro al fin los acercaba, así transcurría  la historia en la creativa imaginación de Camila, era la forma perfecta de  conocerle, lástima que sólo abriera su mente en espejismos y fantasías. 

Él aunque intentaba acercarse siempre encontraba altercados que le hacían retroceder el paso. Vivía una fábula de desencuentros, de amenas conversaciones frustradas y de un no-futuro que le procuraba alegrías, lástima que la cobardía no les dejaba esbozar ni el más mínimo tropiezo. Ella lo seguía mirando de reojo, tan silenciosamente que nunca dio marcha segura, él se acercaba tan distantemente que jamás cruzaron caminos.

----------

Los días van pasando cada vez más veloces, que día es lunes ya casi es viernes, la rutina comienza a hacer estragos en mi vida... Midiendo posibilidades así me encuentro, a un paso de todo, a algunos pasos de poco... Ignoren mis divagaciones. Escribí lo de arriba pensando un poco en mí, en las posibilidades y en las uñas rojas. Ayer escuché una historia de amor en el aire pero amor en el aire NO HAY! besos!

martes, marzo 24, 2009

¡Sos una atrevida!

-¡Sos una atrevida!- le reclamaba casi susurrando ante la furia de ser observado por un público no invitado a la escena

Ella se reía, su mirada delataba burla, no dejaba de ser una coqueta.

Cuando le conoció fue una atrevida desde el primer momento, quizá fue un poco más que eso, le sedujo casi instantáneamente, visualmente refulgía en deseo y eso a él no le perturbó entonces. Ella nunca escondió sus deseos primitivos, cada día, en medio de destellos y apacibles noches, le recordaba que la monogamia le sabía a jugo de remolacha por la mañana –no es que le agradara el néctar enrojecido-, cuando él estaba disfrutaba de su compañía, lo hacía sentir más que en casa, cuando él no estaba también disfrutaba pero de compañías un poco más diversas, cuanto la deleitaba el abanico de posibilidades que le brindaban sus bronceadas piernas, y él todavía le reprochaba que fuera una atrevida aún habiendo aceptado esas condiciones tan desfavorecedoras.

Ella caminaba por la calle, contoneándose en zig zag, sabía que sus caderas latían al ritmo de la percusión, y que tenían un recorrido público, ella andaba casi como si ignorara a la multitud a su alrededor, mordía sus labios suave y provocativamente cuando algún desventurado se le revelaba, tenía mil historias que contar y unas cuantas huellas que marcaban su alma aunque su cuerpo pareciera intacto.

Ella seguía riendo, dejar su coquetería jamás sería una opción, él no lo entendía y los celos le acorralaban. Eran tan diferentes, la desinhibición que a ella le acompañaba a diario no compaginaba con la discreción de quien le oprimía el brazo.

Ella sólo pudo emitir un alarido pícaro sin importar el público -¡Si que lo soy, soy una atrevida!- mientras le dejaba atrás cerrando un capitulo de su historia.

-------
Hoy soy una atrevida con las uñas rojas, que rie con desconocidos y refulge con historias picaras... Les dejó un beso. Gracias por los comments del nuevo look! ustedes le suben el autoestima a cualquiera.

sábado, marzo 21, 2009

De banalidades y estilos


Esta idea superficial surgiO de la peticiOn de El bichito de una foto del cambio de look, pues me inspirE en la acciOn y terminE haciendo este collage egocEntrico, ustedes me dirAn.

Si se preguntan quE ha sido de mI, pues saben que en casa no tengo internet y en mi trabajo con la mudanza a medias tampoco, esta semana se resolverA el problema y volverE a la rutina normal. Besitos para todos que no los he olvidado y los leerE prontito.

P.D: no tengo acentos, lo notaron?????

martes, marzo 17, 2009

¡Entren que caben 100!


De niña vanidosa me peinaba 100 veces frente al espejo para tener un cabello brillante y sedoso. 100 bolívares en mi bolsillo siempre paseaban, era ahorrativa y siempre regresaban intactos. Más de 100 veces he llorado desgarrada. Sería capaz de comerme 100 caramelos sólo por capricho. Más de 100 besos he recibido. 100 abrazos de un enano son suficientes para ser la más feliz del universo. 100 metros de distancia son mucho cuando se aleja alguien que amas. 100 años no son suficientes para vivir en soledad ni para vivir en compañía. 100 palabras son perfectas para celebrar un 100.

Este es un post especial, con serpentinas enloquecidas que vuelan por todos lados, papelillo fastidioso y pegajoso que deja ciego al mínimo descuido, globos fucsias y violetas a punto de estallar y una torta de celebración que para nada caería mal, un pie de limón que me alegraría la semana. Es un post de 100 emociones, de 100 satisfacciones, es un post en el que celebro que desde hace un año y un mes me he dedicado a escribir 100 veces para mí y para ustedes.

De 100 en 100 se llega a 1000, y sin ánimos de competir y menos de coleccionar palabras sin sentido, sólo espero seguir aquí y disfrutar más celebraciones mientras me acompañen.
------
Recién mudada y sin internet en el trabajo - blog a medias

domingo, marzo 15, 2009

¡Dulces sueños!


Morfeo le arrulla, sólo él sabe como envolverle en su dulzor, un suave y casi imperceptible hilo de aire se escurre debajo de sus cobijas, su lozana piel casi desnuda se eriza por completo, ella duerme como si mañana no debiera despertar, quizá con suerte no lo haría. Su alma sale tan sutilmente de su cuerpo, de manera que casi ni lo nota, deja de sentir de sus manos y se percibe atada a la pesadez de un ente ajeno. Por primera vez se observa como una extraña desde afuera, sus ojos se desorbitan, su corazón late furioso y aterrado, su boca emite gritos desesperadamente silenciosos, su cuerpo no se mueve, el miedo la invade, como ajena se ve morir a si misma, se deja caer. Antes de tocar fondo, despierta, toma aire como si nunca hubiese respirado, no deja de escuchar una percusión lejana, quizá todo fue un mal sueño, pero ella aún no olvida la sensación de estar más lejos que cerca.


sábado, marzo 14, 2009

Yei en breves

Cerrando ciclos. Mudándome de oficina. Cambiando de look. Empezando un nuevo libro. Poniéndole paticas a la quincena. Organizando la vida.

miércoles, marzo 11, 2009

Carta sin destinatario en tiempos de nostalgia


Si al fin las casualidades transitaran a mi favor y aparecieras por mi calle, sin importar los años transcurridos, sin importar las horas no vividas, te diría con miradas, con palabras, con susurros, con canciones, te diría con amor y con dolor, te diría que te extraño, te diría que el amor en soledad no desaparece, se afana desesperado, inmenso e impenetrable, te diría que la resignación se ha sentado a mi lado pero jamás la desesperanza. Si te encontrara frente a mi me aferraría a tu espalda, si te encontrara frente a mi olvidaría las nostalgias, recordaría el indebido primer beso que no olvido, recordaría que la no-historia existió más de lo que debía, si te viera a unos cuantos metros de distancia correría tras de ti tratando de salvar mi vida, sin descanso lo haría, pero si te viera tan feliz como ahora lo eres, sólo me quedaría mirándote en la distancia y te dejaría serlo.


------------------

Ni recordaba que esto existía, ni el escrito, ni el sentimiento. ¿Cómo puede repararse un corazón que se acostumbró a estar roto? Ignórenme!

-----------------

Casual o causalmente ayer me topé con este fragmento:

“…El único encanto del pasado es que ya ha pasado. Pero las mujeres nunca saben cuándo ha caído el telón. Siempre quieren un sexto acto, y aunque se haya perdido el interés de la obra, ellas se proponen continuarla […] Me temo que las mujeres aprecian la crueldad más que ninguna otra cosa…”.

Extracto de El retrato de Dorian Gray de Osar Wilde

lunes, marzo 09, 2009

Canciones con historia - Primavera Anticipada

Que creo que a veces los pequeños momentos carecen de sincronía, que a veces yo estoy aquí y tú estás allá, que a veces me despierto cuando duermes, que a veces mientras hablo tú no escuchas, mientras leo tú me hablas, que a veces hacen falta segundos, minutos, horas, días y hasta años para estar en las mismas coordenadas, que a veces entre nosotros sobran los desencuentros, que mientras corro tras de ti, tú huyes, que cuando yo desaparezco, me buscas sin encontrarme.



Hay desencuentros que no dejan de existir, que juegan a través del tiempo y que crees olvidar pero no dejan de transitar. Una vez vi una película que se llama La casa del lago, - sus protagonistas son Sandra Bullock y Keanu Reeves, en un juego de destino que les permitía comunicarse por cartas a pesar de la asincronía del tiempo- , no es de mis favoritas pero al verla la impotencia me arrollaba y es que sentía que a pesar de los esfuerzos la sincronía no los acompañaba, como a veces a mí no me acompaña.

Esta canción no sé muy bien por qué pero me hace pensar en eso, quizá porque queriendo coincidir los desencuentros hallaría una primavera anticipada. La canción es realmente linda, esperanzadora, algunos dirán que hasta cursi, pero la mezcla de voces es bastante agradable, al menos para mí, el británico James Blunt y la italiana Laura Pausini, sin gustarme mucho ambos, lograron captar mi atención esta vez con su dosis de diacronía. Primavera in anticipo es el nombre en italiano de esta hermosa canción que también bautiza al disco del 2008 de Laura Pausini.

viernes, marzo 06, 2009

Momento incomprendido

Entre propuestas decentes y algunas más indecentes, entre emociones confusas y anhelos incomprendidos surge un porvenir sin respuestas, surgen palabras que no descansan ni al dormir, puestas de sol que persiguen, surgen ambiciones medidas y desmedidas, conquistas intelectuales, placeres ilusos, copados de energía. Entre ocasos perfectos pero solitarios, entre vidas que amanecen pero no atardecen, surge una soledad incesante, que a veces se comporta más serena que la compañía absurda. Surge entre tu distancia y la mía un silencio anónimo y culpable, surge un espacio vacío, surge una lejanía más distante que los kilómetros aparentemente palpables. Entre mis sueños somnolientos y mis sueños más despiertos surge la fiel convicción de que hasta las montañas se mueven, entre las sombras que reinan cuando la luz se esconde más convencida que tímida, entre la pasividad solitaria que me pertenece por consuelo, surge la esencia de este momento, del momento incomprendido

--------
Días y rutinas, entrevistas faranduleras y sorpresas inesperadas, como buena sorpresa, una mejora de ánimo bastante razonable y la estadia en el mismo libro. Muacks! Feliz finde!!!

martes, marzo 03, 2009

Divagaciones en torno a la insoportable levedad - Coquetería


“¿Qué es la coquetería? Podría decirse que es un comportamiento que pretende poner en conocimiento de otra persona que un acercamiento sexual es posible, de tal modo que esta posibilidad no aparezca nunca como seguridad. Dicho de otro modo la coquetería es una promesa de coito sin garantía”.


Divagaciones, lo de siempre, cuando comencé a leer La insoportable levedad del ser, algo cambió en mí, o por lo menos sentí que muchas cosas tenían sentido en mi interior, me sentí muy Tomás en su juventud, espero no terminar así, lo devoré con tanto gusto, que no sé si los libros siguientes puedan competirle, tomé páginas que me gustaron mucho y el párrafo anterior fue una de esas definiciones que me enganchó, Kundera manejó con sus palabras valijas de sentimientos y sensaciones, los hizo más cuerpo y alma. Lo que viene no es más que una ocurrencia en torno a la coquetería antes definida:


Un helado aire soplaba, era suave, tan delicado que apenas movía sus cabellos rizados sin siquiera despeinarla, era más tarde que temprano, las débiles hojas casi otoñales danzaban al ritmo del silbido del viento, los relojes ya no daban hora, y las calles ya no eran seguras, ella avanzaba con pasos firmes a una soledad que titilaba momentánea, sus largas piernas sobrepasaban obstáculos, su mirada rasgada y casi caricaturesca buscaba un objetivo, un blanco para ensañarse. Dio un primer paso, rodeo con sus curvas unas seis mesas de la cafetería, era un cazador acechando, después de avanzar creyéndose en una pasarela decidió alejarse de los espectadores, buscó el rincón más oscuro, más alejado de las tentaciones lujuriosas que deseaba y no deseaba buscar. El hielo de su trago se derretía, y su rostro de porcelana aún seguía intacto, sus ojos casi verdosos destellaban y una lágrima casi recorría su pálida mejilla. Ella aún estaba sola y deseosa jugueteaba a que alguien se acercaba, rozaba su hombro y derretía algo más que el hielo.


---------

Mi meta de 2009 eran tres libros por mes pero no me ha sido fácil en el ya olvidado febrero, sólo pude con este magnifico La insoportable levedad del ser y con un clásico con el que me quería adelantar en la historia El jugador. Ahora estoy con El retrato de Dorian Gray y abierta a sugerencias literarias, ávida de lecturas y con ganas de mejorar mi escritura. Cuéntenme de su familia literaria cercana. Muacks!

lunes, marzo 02, 2009

Dulce Intimidación

Cuando ya pensaba que transitaba desapercibida por la vida, y las lunas cambiaban de forma, y las hojas del calendario volaban, ella se sentía invisible, es que todos tienen su corazoncito, pero siempre existe un escenario que arrastra a la realidad, se vuelve a recorrer el camino con los mejores tacones y el labial rojo carmesí que Holly usaba cuando desayunaba en Tifanny´s. Un sábado más común que el resto, con las menores expectativas, sólo con el ánimo banal de recorrer el mayor vestier imaginable, ella conoció la verdadera y más pícara intimidación, se confiesa culpable sin siquiera haberlo intentado, recorrió una tienda y una sonrisa le perseguía, era una sonrisa vestida de negro, ella no jugaba a las escondidas, no tenía intenciones, pero la sonrisa seguía allí, insistente, inocente, más que intimidante le parecía divertida, así ella volvía a las andadas sin planearlo de ninguna manera, quería hacerle una pregunta, nada personal realmente, quería preguntar por una oferta, sólo fue ese su propósito, pero la sonrisa no podía hablar, sus ojos brillaban, insistía la mirada pero sus labios no daban respuesta, ella sólo quería saber de la oferta, con una pícara intención de fondo , pero la oferta era muy buena, y el joven de la sonrisa no concretaba palabras que dirigirle, la observaba, se reía sonrojado, y sólo logró balbucear –Me intimidas-, la desarmó con su espontaneidad a 1 metro de distancia, con personas que no dejaban de pasar y aún así él sólo la observaba, ella no dejaba de sonreír porque la amilanó igualmente, las mejillas sofocadas la delataban y qué decir de la risa nerviosa que la hizo olvidar la oferta, la gente alrededor quedó en shock por unos segundos, les pareció divertida la escena, era muy fácil darse cuenta de lo que sucedía, luego los ignoraron, aunque con impertinencias trataban de sacarle provecho al momento, ellos seguían sin tener respuestas, algunos minutos pasaron, algunas miradas jugaban, unas rosadas mejillas seguían luciéndose y una voz insistente logró que él volviera en si, sólo para mirar y decir –si que eres linda-, sus ojos seguían brillando y ella aún sonreía mientras se alejaba con la idea de volver.


---------

Hoy llevo par de zapatos violetas en mis pies, un fin de semana muy divertido cargando en mi espalda, un ánimo más interesante y muchas ganas de que ya sea viernes para volver a despertarme tardecito [es mucho pedir???!!!]. Les dejo un beso que no se lo lleve el viento!