martes, marzo 03, 2009

Divagaciones en torno a la insoportable levedad - Coquetería


“¿Qué es la coquetería? Podría decirse que es un comportamiento que pretende poner en conocimiento de otra persona que un acercamiento sexual es posible, de tal modo que esta posibilidad no aparezca nunca como seguridad. Dicho de otro modo la coquetería es una promesa de coito sin garantía”.


Divagaciones, lo de siempre, cuando comencé a leer La insoportable levedad del ser, algo cambió en mí, o por lo menos sentí que muchas cosas tenían sentido en mi interior, me sentí muy Tomás en su juventud, espero no terminar así, lo devoré con tanto gusto, que no sé si los libros siguientes puedan competirle, tomé páginas que me gustaron mucho y el párrafo anterior fue una de esas definiciones que me enganchó, Kundera manejó con sus palabras valijas de sentimientos y sensaciones, los hizo más cuerpo y alma. Lo que viene no es más que una ocurrencia en torno a la coquetería antes definida:


Un helado aire soplaba, era suave, tan delicado que apenas movía sus cabellos rizados sin siquiera despeinarla, era más tarde que temprano, las débiles hojas casi otoñales danzaban al ritmo del silbido del viento, los relojes ya no daban hora, y las calles ya no eran seguras, ella avanzaba con pasos firmes a una soledad que titilaba momentánea, sus largas piernas sobrepasaban obstáculos, su mirada rasgada y casi caricaturesca buscaba un objetivo, un blanco para ensañarse. Dio un primer paso, rodeo con sus curvas unas seis mesas de la cafetería, era un cazador acechando, después de avanzar creyéndose en una pasarela decidió alejarse de los espectadores, buscó el rincón más oscuro, más alejado de las tentaciones lujuriosas que deseaba y no deseaba buscar. El hielo de su trago se derretía, y su rostro de porcelana aún seguía intacto, sus ojos casi verdosos destellaban y una lágrima casi recorría su pálida mejilla. Ella aún estaba sola y deseosa jugueteaba a que alguien se acercaba, rozaba su hombro y derretía algo más que el hielo.


---------

Mi meta de 2009 eran tres libros por mes pero no me ha sido fácil en el ya olvidado febrero, sólo pude con este magnifico La insoportable levedad del ser y con un clásico con el que me quería adelantar en la historia El jugador. Ahora estoy con El retrato de Dorian Gray y abierta a sugerencias literarias, ávida de lecturas y con ganas de mejorar mi escritura. Cuéntenme de su familia literaria cercana. Muacks!

11 comentarios:

  1. Yo me considero un lector afanado, vivo y muero por un buen libro. Desafortunadamente la mayoría de la gente que conozco no es así y la mayoría habrá leído un par en su vida, por lo que de recomendaciones de otros me moriría esperando. Mariale es la que lee también.

    No he leído ninguno de esos que mencionas, estaré pendiente por si los veo y me entusiasmo.

    Me parece chévere que quieras mejorar tu forma de escribir, es algo que aunque me llama la atención nunca me he propuesto (por eso es que mi blog es así todo loco... como yo jaja).

    De recomendaciones de mi parte ya te estarás enterando.

    Que tengas un feliz día ;)
    Besos...

    ResponderEliminar
  2. Dios, amé ese libro. Creo que ha sido de esos que leí super lento porque no quería que se acabara. Tendría 11 años cuando lo leí (lo recuerdo porque aún vivía en la casa donde nací) y porque apenas acababa de salir al mercado. Ese libro lo discutí mucho con mi madre y varias amistades de ella y es el único libro que presto sopotocientas mil veces y siempre regreso a casa. Para mi es una joya!

    Me gusta lo que has escrito, yo soy muy visual y cuando alguien logra transmitirme imagenes mientras leo, ya me engancha. Eres buena chiquilla mia :) Me encanta!

    Vamos a ver, recomendaciones? Hay 4 libros que me vienen a la mente de la misma época en que leí a Kundera,

    1. El viejo y Mr. Smith de Peter Ustinov. Con este libro me reí hasta que me saltaban las lágrimas. Es genial, de una manera bastante tragicomica.

    2. La Última Tentación de Nikos Kazantzakis (aquel de la frase celebre: Tu tienes los colores, pinta un paraíso y entra en el). Hicieron una pelí sobre el libro, que prohibio el Vaticano. Yo también la habría prohibido... se veía un ventilador gigante en una escena y cuando vi aquello me quería morir. Pero el libro es una genialidad completa, largo, complejo de muchas maneras y super interesante.

    3. La mujer Rota de Simone de Beauvoir. Siempre me pareció que de alguna manera la literatura de Beauvoir y Kundera se asemejan. Algo enrevesada pero sobretodo intensa. No te dejara indiferente.

    4. Y por último te dejo a mi autor favorito en libros de acción, el Señor Robert Ludlum :) Leerte uno de sus libros es poner tus neuronas a volar, correr, explotar. Era un genio! De él puedes escoger lo que sea: El manuscrito de Chancellor, El caos omega, el circulo matarese. La Saga de Bourne -7 libros en total (si, el mismo de la pelí pero hiper mejorado en sus libros), The Holcroft Covenant y mi favorita por calle: The Apocalypse Watch, que cuando la leí en el 96 o 97, el círculo de lectores la saco como El Cuarto Reich (de hecho así se llama la pelí del libro). Si la encuentras con ese nombre y es de Ludlum y no de otro autor, entonces leelo, es genial!

    Bueno, ya paro acá que eran 4 libros y el último te puse un montón :)

    Besos mi niña y no pares de leer, no importa cuantos al mes si no, las ganas de leer y lo que te dejen.

    ResponderEliminar
  3. Ay pablo que bello!!! me encanta ese regalo, me terminaste de alegrar la mañana. Yo no tengo un método pero normalmente cuando voy a al libreria me compro un clásico yun libro qeu a mi parecer pinte bien, a veces me llevo unos estrellonazos de miedo, pero ultimamente me he dejado sorprender por lo que me guia la gente que es asidua a la lectura y eso me ha traído magnificas sorpresas... La insoportable levedad del ser es hasta ahora uno de los mejores libros que me he léido, si no es el mejor, así que te lo recomiendo, quizá luego te dé un regalo yo!

    Muacks! Thanks!

    ResponderEliminar
  4. Tan bella mi Nany, me sentí como cuando la "maestra" te deja tarea, ya tomé nota en mi agendita de periodista novata para buscar esos libros! Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Yei,

    Enhorabuena! Estás inspiradisima, y me ha encantado tu relato!

    Las recomendaciones de Nany son para no perder de vista, siempre le ando preguntando qué leer, y ella se manda a nombrar titulos como ametralladora, jejeje!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. uhhh... El Jugador, buenos recuerdos de cuando empecé a fumar...

    Wilde, no sé, tengo mis reservas...

    Y de recomendarte uno: el de Kazantzakis, simplemente genial. Los de Carlos Ruiz Zafón o algo de Quiroga. De filosofía: los díalogos de Platón, todo de Nietzsche y Cioran (no me hago responable de los resultados jejeje)

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Mi conchita! eres genial... dejando de lado melancolias que mejor que un escudero emergente como los libros

    mis favoritos... me parece que deberías echarle un ojo a Thomás bernahard el escribió "La calera"

    Tokio Blues o Kafka en la orilla de Murakami,

    y si puedes comprate a Bolaño con los detectives salvajes...

    Ayer me compré un libro de Estrella de Diego llamado Querida Gala seguro que te gustará

    ResponderEliminar
  8. Yei amiga... podes creer que cm rata que soy no me compro libros sino que me los bajo de la net, mala costumbre ya lo se, no hay nada como oler un buen libro mientras se lee...
    En fin, tengo guardados a la espera de ser leidos la isnoportable levedad del ser, y el retrato de dorian grey... en ese orden y todavia no los he tocado, pero con este post ya me decidi por donde empezar...jaja.

    Un besoteee!

    ResponderEliminar
  9. Rossy: claro que seguiré las recomendaciones de Nany, si nada más el capochoblog huele a lectura por doquier. Besitos!

    Vic: eh… bueno mis recuerdos del jugador son otros obviamente, de verdad me gustó mucho… ¿qué pasa con Wilde? Mira que me lo estoy empezando y los prejuicios me ponen dudosa jejeje me gusta como está escrito, hasta ahora, aún no he avanzado en la historia, tanto trabajo y cosas del hogar no me dejan mucho tiempo diario para leer. Anotadas tus recomendaciones, pero las de filosofía es lista de espera, no en este momento de mi vida. Muacks!

    Jo: muy bien lo decías un día en tu blog y yo tomo la palabra, buen escudero un libro, que sea de tapa dura por lo menos :) tomo nota de tus favoritos y además mediomundo me ha recomendado Tokio Blues, no puede pasar desapercibido…

    Mane: yo también me descargo algunos, sobre todo para engancharme con un autor, pero si lo leo y me gusta igual me lo compro, adoro, como dices, el olor de los libros, llevar uno en mi bolso para las emergencias de paciencia y tenerlos en mi biblioteca por orden de tamaño, eso me encanta

    ResponderEliminar
  10. sin embargo.. no todo el mundo lo ha leido :P jejeje


    besos!

    ResponderEliminar
  11. Mi blog nació gracias al profundo fastidio que me causó un libro que me habían recomendado infinitas veces... Así que no creo mucho en las recomendaciones.

    Realmente no le deberías parar mucho a una recomendación que venga de mí, porque esas cosas que todo el mundo ama (como Harry Potter) a mí me han dado náuseas; y las que a otros los han aburrido (como María, de Jorge Isaacs) a mí me han gustado bastante.

    Además -y sobre esto pienso escribir un post-, tengo unos gustos que no logro definir en una palabra! Así como me gusta comer pegostes de ingredientes combinados que nadie más se tragaría, en lo que se refiere a lectura también mezclo estilos que nadie creería compatibles. He leído desde las cosas más comerciales hasta las más desconocidas; y en ambos extremos he encontrado algunas que me gustan y otras que odio.

    Es raro que a alguien a quien le gustó Mujercitas le haya gustado Las lanzas coloradas... Es raro que a quien le gusta Nora Roberts le pueda gustar Emile Cioran... Pero bueno, esa contradicción con patas soy yo!

    Si aun sabiendo todo eso, todavía quieres tomar en consideración alguna sugerencia mía, ahora me vienen a la mente varios libros que leí hace años, totalmente distintos entre sí, que si te gusta uno, dudo que te gusten los otros a menos que estés loca como yo:
    - Una hoja en la tormenta, de Lin Yutang.
    - Breviario de podredumbre, de Cioran.
    - La casa de los espíritus, de Isabel Allende.


    Luego me cuentas a ver qué tal...

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...