martes, marzo 24, 2009

¡Sos una atrevida!

-¡Sos una atrevida!- le reclamaba casi susurrando ante la furia de ser observado por un público no invitado a la escena

Ella se reía, su mirada delataba burla, no dejaba de ser una coqueta.

Cuando le conoció fue una atrevida desde el primer momento, quizá fue un poco más que eso, le sedujo casi instantáneamente, visualmente refulgía en deseo y eso a él no le perturbó entonces. Ella nunca escondió sus deseos primitivos, cada día, en medio de destellos y apacibles noches, le recordaba que la monogamia le sabía a jugo de remolacha por la mañana –no es que le agradara el néctar enrojecido-, cuando él estaba disfrutaba de su compañía, lo hacía sentir más que en casa, cuando él no estaba también disfrutaba pero de compañías un poco más diversas, cuanto la deleitaba el abanico de posibilidades que le brindaban sus bronceadas piernas, y él todavía le reprochaba que fuera una atrevida aún habiendo aceptado esas condiciones tan desfavorecedoras.

Ella caminaba por la calle, contoneándose en zig zag, sabía que sus caderas latían al ritmo de la percusión, y que tenían un recorrido público, ella andaba casi como si ignorara a la multitud a su alrededor, mordía sus labios suave y provocativamente cuando algún desventurado se le revelaba, tenía mil historias que contar y unas cuantas huellas que marcaban su alma aunque su cuerpo pareciera intacto.

Ella seguía riendo, dejar su coquetería jamás sería una opción, él no lo entendía y los celos le acorralaban. Eran tan diferentes, la desinhibición que a ella le acompañaba a diario no compaginaba con la discreción de quien le oprimía el brazo.

Ella sólo pudo emitir un alarido pícaro sin importar el público -¡Si que lo soy, soy una atrevida!- mientras le dejaba atrás cerrando un capitulo de su historia.

-------
Hoy soy una atrevida con las uñas rojas, que rie con desconocidos y refulge con historias picaras... Les dejó un beso. Gracias por los comments del nuevo look! ustedes le suben el autoestima a cualquiera.

12 comentarios:

  1. Hola atrevida!

    "mil historias que contar y unas cuantas huellas que marcaban su alma aunque su cuerpo pareciera intacto"

    Ése es el punto, quien sabe y acepta que es una atrevida, siempre tendrá mil historias que contar, pero esas huellas quedan, no se pueden evitar, y a veces son más profundas e imborrables de lo que se podría desear...

    ResponderEliminar
  2. creo que la del cuento lo acepta muy bien, para ella ser atrevida es una filosofia de vida, tanto así como se vegetaiano o ir a misa los domingos, son las únicas comparaciones que se me ocurren... es una atrevida aunque las huellas marquen su alma...

    Cuidate Mariale!

    ResponderEliminar
  3. Umm, una atrevida de uñas rojas, me encanta ese tipo de atrevimiento, es como permitirse ser un poco osado, aunque no sea esa la regla.

    A veces hay que atreverse!

    Besos, Yei!

    ResponderEliminar
  4. Besos para ti Rossy... continuo en mi etapa de Holly desayunando en Tifannys, ese libro me despertó el rojo carmesí escondido!

    ResponderEliminar
  5. Que bien escribes. Y sí, como dicen: "bajo advertencia no hay engaño", él aceptó en un principio lo que no supo vivir después, o no pudo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. me gusto.. mi querida atrevida perdona el abandono .. ando quiza como en suadade o como se diga

    plena melancolia

    ResponderEliminar
  7. Mob: muuuuchas gracias, bienvenido a este blog rosa.... Lo que dices es muy cierto y aplica otro refrán también "En guerra avisada no muere soldado". Saludos!

    Jolie: que decir si tengo días que no te visito y extraño tus letras y la música de tu blog que siempre me cae mandada a hacer... melancólica? por qué? ánimo mi Jolie!

    ResponderEliminar
  8. A veces me pregunto... ¿de dónde sacas esos argumentos para armar un cuento?.
    Je Je Je Je... ¿En que te inspiras?... ¡¡cuenta, cuenta!!

    ResponderEliminar
  9. Me agradó sobremanera lo que leí, es una forma muy sublime de expresar la determinación de una mujer por lo que cree correcto. El poder de sus labios o de su forma de caminar es algo con mucho peso y que plasmaste de manera meticulosa (me agradó muchísimo). Es tal la intensidad de sus acciones que ese simple contoneo en zig zag, bien podría romper aceras.. Te felicito..

    ResponderEliminar
  10. Ok. He escrito este mensaje TRES veces, a la tercera va la vencida!

    Bichito: que curioso eres. esos argumentos salen del día a día, antes sólo escribía de mis peripecias, luego me di cuenta que hay un vasto mundo para ver, hay mil historias a tu alrededor sólo necesitan palabras para ser contadas. Besos!

    Apolo: tanto halago me encanta. Bienvenido a este blog fresa que de cuando en vez alberga algunas historias de encuentros y desencuentros. Me agrade que te agrade.

    Secreto de Monalisa: hablando de atrevimientos y apareces tú.. hay que atreverse a ser atrevida pero por las razones correctas si no todo sale al revés... un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja, Monalisa, me encanta tu entusiasmo..

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...