jueves, enero 22, 2009

A veces quiero un desayuno en Tiffany´s


Hay días en la vida en que despierto con ganas de ser otra, en que quiero usar un collar de perlas, unas grandes gafas y un, inusual en mí, tono carmesí en mis labios, quizá un desayuno en Tiffany´s no me caería mal, probablemente no sea eso lo que quiero en realidad, pero a veces me pasa que quiero ser otra, a veces lo común termina por regalarme bostezos por docenas, a veces quiero dar un cambio radical en la historia sólo para condimentar con un poco de acción, soy más de guiones enrevesados que de historias minimalistas. Hace tiempo por aquí se dijo algo de reinventarse, y es la fecha aún que no puedo sacarme la frasecita, muy seguido quiero hacerlo, hay mañanas en que la rutina agobia y sueñas más en grande de lo común, sueñas con irte a una gran ciudad, donde puedas ir al teatro con la frecuencia en que el sol se desvanece en el cielo, a veces deseas codearte con la vida que sueñas, y es que esa no es sólo mi historia, realmente es la historia de muchos ambiciosos en el mundo, si no pregúntenle a Truman Capote, o mejor aún, a su personaje más cautivador, como le dicen por allí a Holly Golightly, la chica que deseó desayunar en Tiffany´s y un poco más que eso. Hace un poco menos de un año tengo ese libro en mis manos y confieso que jamás lo había leído por muy conocido que sea, la verdad estaba muy floja con la lectura, pero este enero me ha resultado bastante productivo literariamente hablando.

Al terminar de leer este cuentillo más bien corto, que fue mi mayor entretenimiento en la playa, me sentí muy identificada, sé muy bien que la tal Holly se las traía, que tenía su don de ladroncilla, que no sabía ni remotamente qué hacer con su vida, que era más bien frívola e interesada, que sus intereses eran más de otros que de sí misma y que, sin afán de abogar por ella, era más ingenua y confiada que precisa y calculadora. Sé todo eso, pero también sé que el fondo todos estamos hechos con un moldecito muy similar, un molde que hace que sienta dentro de mí un poco de esa tal Holly, liberal como para que no le importaran en absoluto las preferencias sexuales de nadie, encantadora como para cautivar a muchos pero estar a final de cuentas más sola que un 1, ambiciosa como para pensar que todo lo puede y valiente como para huir de aquello que, aunque le brindaba seguridad, no era suficiente para alguien como ella. Así sin saber muy bien cómo terminó la vida de esa chica que disfrutaba los paseos neoyorquinos, así más o menos se desliza cierta incertidumbre por mis paseos emocionales. Ojala no sea tan crédula como Holly, ojala nunca me permita ser tan frívola, ojala nunca me quede tan sola, ojala si algún día me consigo a alguien como Fred, el vecino, no esté tan ciega como para no valorar su presencia.

Ojala lo que siga leyendo me deje pensando y con ganas de más.

10 comentarios:

  1. lo tendré en cuenta para estos días de aburrimiento jajaja ...me gusta la fotooo y voy a aprovechar de ir a la playita!!

    ResponderEliminar
  2. Debo decir que este post me ha dejado con la boca abierta, me hubiera encantado escribirlo yo. Besos.

    ResponderEliminar
  3. te lo dije! un buen escudero es un libro y tu no pudiste escoger algo mejor!! Capote era ungenio y sin querer lo tuviste a el y a holly en el camastro tomando el sol!

    besos

    ResponderEliminar
  4. Blue: fue una buena combinación ese libro, el fin de semana de relax y la playita! te lo recomiendo!

    Waiting: me sentí tan halagada con ese comentario, me dio hasta penita :) Un abrazo!

    Jolie: si, el libro es la mejor elección... y la holly tiene un encanto, no importa si es mentirosa y frívola igual es encantadora! te mando un abrazote inmenso!

    ResponderEliminar
  5. No te imagino como una Holly. Pero no debería siquiera imaginarte, esa es una mala mala que tenemos los blogueros.

    Varias veces me he refugiado en libros geniales. Cada escritor me va dejando un poquito de su alma, eso hace a la mía un poco mas universal.

    Soy un hombre raro, las mujeres como Holly no me atraen en lo absoluto, vainas mias jajaja

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Yei.
    Bueno... lo único que puedo decirte por los momentos es: Do not rush yourself!!
    Es decir... o sea: no te presiones, no te apures... como dijo en una ocasión Lopez Contreras... ¡Calma y cordura!
    Las cosas vendrán a su tiempo. capishi?
    Y si... la película es demasiado buena, sobre todo que esta niña (para la época) era todo un mujeron.
    Sobre Capote... bueee... solo he visto dos tres películas relacionadas con él, y todas sobre el quintuple asesinato sobre el cuál se baso su libro A Sangre Fría. De verdad, no me llama la atención.
    Bueno... un besote... nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  7. No he leído el libro, por lo que no puedo hablar del personaje en cuestión. De lo que sí puedo hablar es sobre "reinventarse", es un proceso que tengo tiempo fraguando en mis aposentos internos, donde convergen mi flojera, mis ansias de más, mi ego, mi orgullo, mi lado bueno y mi lado malo entre muchos otros.

    Eso de "más de guiones enrevesados que de historias minimalistas" me ha gustado mucho, buena esa. Yo digo sencillamente que estoy loco y punto jajaja.

    Tengo tiempo pensando, como en mi post, sobre volver a ser muchas cosas que era y que perdí, en versión 2.0. Uno cambia, las cosas cambian, pero al menos creo que uno debería escoger hacia qué o donde cambiamos.

    Sé quién quieras ser, al final siempre siempre serás Tú, y eso es genial!

    Que tengas un muy buen día ;)
    Besos... TQM

    ResponderEliminar
  8. Siiiii, creo que todas las mujeres deseamos lo mismo alguna vez.
    Esa película es maravillosa!
    Y Audry un encano.
    Besos,linda. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Gil: es que todos en el fondo tenemos algo de lo que no somos, yo no soy una Holly, pero hay pequeños instantes en que me gustaría serlo, ciertas similitudes y ciertas diferencias son parte del paquete. Gil yo si te imagino, así que me uno a la mala maña bloguera. Los libros mi refugio siempre, refugio para las alegrías, para las tristezas, para los despechos, para todo.

    Bichito: primero que todo hago publica mi disculpa de no haberte felicitado en tu cumple, ahora si, entendiso, no me presiono, pero por tu culpa es lo de la reinvención, tenlo claro jeje. Yo no he visto la película realmente, quiero verla, en mi caso fue una excelente historia para leer. hey ya recuperado del todo? ... Un abrazo

    Pablo: De veras el libro es BUENO [con mayúscula], por lo menos a mi me encantó, meta de año nuevo, reinventarse o mejorar o algo así... cualquiera que lea lo de los guiones enreversados pensará que soy recomplicada y quizá si lo soy pero me gusta la acción en la vida más que la monotonía. Un besito! y me alegra que estés trabajando en la tesis aprovechando la mala conexión :p

    More: si todas tenemos una Holly en el fondo, realmente no he visto la película, la pondré en las que quiero ver desde ya.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No dejes de verla, es un encanto... un antiguo pero, igual, encanto.
    Besos.

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...