jueves, agosto 27, 2009

Regreso a volantazos!

Me han tocado las ganas de volver a comentar algo en el blog. No hay excusas vivas ni muertas para justificar tanta desidia blogueril, pero como dicen Los Amigos Invisibles: “Esto es lo que hay”, y es con lo que me acomodo.

Pero en tal caso vengo a echar un Little cuento que no podía dejar pasar desapercibido por estos predios. El que ha pasado por aquí sabe que una de mis metas del año era aprender a manejar, meta que se había visto efectuada hasta ahora por una íngrima, o dos, clase de manejo. Ahora retomada la iniciativa creo que el miedo ha sido superado y ahora somos Schumacher y yo contra el mundo jejeje…

Prepárense viejitas y niños que va Yei al volante jejeje…!

Abracito y disculpas inexcusables por mis niveles absurdos de abandono virtual

7 comentarios:

  1. Bienvenida, Yei! Vaya susto que le meterás a la gente en la vía, jajaja!

    Que chévere que estés ocupada en estas cosas, ah, y mucha precaución al volante.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Tiembla tierra que llego el terror de la carretera jajaja

    Besitos gocha fea

    ResponderEliminar
  3. Verga... no sé como son los policias y fiscales por allá, pero las veces que me agarraron comiendome la luz roja, me ruletearon (es decir: me bajaron de la mula), así que mi único consejo es... pilas y te cachan... no te dejes ruletear.

    ResponderEliminar
  4. Mi primera experiencia con el manejo fue en un Malibú 82. Aunque es un carro grande comparado con los nuevos, tenía una dirección genial para aprender a manejar, luego el sincrónico sí me tocó arrecho, era una Toyota Samurai, fue medio complicado por lo grande, y mi primer y último carro fue un Escarabajo del 77, guerrero y te lo recomiendo como para aprender a manejar, solo ten siempre un extintor a la mano, no te pase como a mí que no lo tenía :-(

    ResponderEliminar
  5. Hola, Yei:

    Me traslado a http://onceisawashootingstar.blogspot.com/

    Un besote,

    ResponderEliminar
  6. Tranquila. Yo también tengo mi blog abandonado, y aunque siento esa horrosa necesidad de publicar material nuevo, disfruto esa "pausa" para comentar blogs como este, agradables, digeribles, asi como una tajadita de pan con mantequillita. Carajo, qué hambre. Lo lamento. debo comer algo. Pero antes déjame pinchar en "seguir". Vendré mas seguido por aquí. Bye :D

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...