viernes, mayo 08, 2009

... incapacidades



No dormía mientras miraba el reloj, mientras angustiada veía el tiempo pasar, correr, existir, respirar y atormentarla, aún no era de día y ella sólo podía pensar en las banalidades que le desgarraban el alma. Ya era de día, los guantes golpeaban su rostro, el smog opacaba los aromas, los carros atropellaban y ella aún se sumergía en sus simples-complejas-efímeras-absurdas banalidades. Caía la noche y tras las 24 horas más tormentosas de su vida sólo descolgó el teléfono y se echó a llorar, sabía que era tan cobarde que nunca le podría llamar, jamás pediría ayuda, prefería morir de dolor o soportar el dolor sin morir. En una encapsulada oscuridad, sin ruidos que profanaran la tranquilidad, con el teléfono descolgado, con los sueños destrozados, con unos cortos verbos escritos en las manos, con el más puro odio a la vida, sólo pudo pensar que no era capaz de nada, sólo pudo colmar de destellos luminosos el cuarto para ver a ciencia cierta el pavor frente a su muerte frustrada.


----------
Lamento dejarles algo tan tétrico de fin de semana pero sólo ha sido una coincidencia de algo que escribí hace tiempo. Les dejo un abracito de colores!

3 comentarios:

  1. Te parecerá tétrico, pero la verdad es que es algo que se puede ver en realidad. A veces, detrás de las caras con las que nos topamos dentro de nuestra rutina y cotididanidad, hay muchas cosas que, por no estar pendientes, no vemos. Al ver esas caras ni siquiera sabemos si alguna de esas personas, al llegar al sitio donde pasas sus noches, decidirá teñir de rojo una ducha cualquiera... así son las cosas...

    Tú tétrica y yo que me pego... jejeje

    Besos y abrazos.
    Feliz fin de semana. Ahora soy yo el que se va para la playa! Yupiiii! jeje
    Tqm

    ResponderEliminar
  2. Me quedé con el abracito de colores que es el que necesito hoy, jeje!

    Besos, Yei!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, iba a decir lo mismo que Rossy, pero se me adelanto :)

    El texto me ha gustado muchisimo, pero para hoy, me quedo con el abrazo.

    Besos!

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...