lunes, mayo 04, 2009

Crónica de un puente en Mochima

Érase un primero de mayo cuando apenas amanecía, que un grupo de felices trabajadores, familiares e hijos decidieron renunciar a las responsabilidades y monotonías de la rutina para emprender un viaje a uno de los lugares más lindos de Venezuela: Mochima.

Del viaje les puedo contar que todo el mundo también decidió ir a Mochima, la cola en Puerto la Cruz se tornó larga y lenta, no hay más adjetivos para eso, sin embargo la felicidad de salir de la ciudad y avizorar en la distancia los destellos del sol sobre el mar puede calmar cualquier tipo de ansiedad.

En el camino hicimos una parada de rigor por una de las hermosas playas de Sucre, y aunque una nube decidió protegerme de los rayos solares fue un excelente inicio para el fin de semana que se aproximaba.

Comida fue lo que sobro en ese viaje, comida criolla, no tan criolla, algunas cosas pitiyankies pero todo muy bueno, pinchos, boquerones, pescado frito, tostón con queso, hamburguesas, empanadas, camarones y más… cuando vas con gente chévere todo fluye muy fácil y cuando la gente es dispuesta tu panza está más que feliz.

El cuento es que aterricé en Mochima, no literalmente, en plenas fiestas patronales, para celebrar la fiesta de la Cruz de Mayo, coincidencialmente con el cumple de mi tía, 3 de mayo, fecha que me mostró un pueblo vivo, enérgico, rumbero, full y bebedor jeje… pero sobre todo foRclórico, SI!!! FORCLÓRICO, así mismo lo dijo el encargado de dirigir los múltiples eventos que engalanaban esa representativa fecha.

Decía con energía por el micrófono que ya refulgía en los oídos de los visitantes mochimeros: “Si su mamá se mete el dedo, y su hermana también lo hace, usted no lo haga, use palillos el pingüino”, allí conocí la publicidad FORCLÓRICA, otra decía “Si su vecina se lo pide no se lo niegue, DELE, un alka setzer” jejeje que locura.

Viernes, sábado y domingo de playa en playa, de cerveza en cerveza y de loquera en loquera… hubo galerones, bailes, música hasta el amanecer, retretas, fallas de agua, fallas de luz, empanadas de calamares, mucho calorón, un sol ardiente, un gentío de miedo, cruz de mayo, devotos, bebedores, pero sobre todo mucha diversión.

Les debo las fotos!

9 comentarios:

  1. Ummm, se ve que lo pasaste genial! Eso era lo importante que te divirtieras mucho y lo pasaras bien :D

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. ja me ganaste... ib a pedir fotos¡... qu egenial me gusta esa clase de publicidad tan folk

    y la investigación de tabasco???

    ResponderEliminar
  3. Rossy: me la pasé genial, con contratiempos pero absolutamente genial

    Jolie: mañana subo fotos, prometidísimo... El reportaje de Tabasco está pendiente, estoy ya trabajando en la revista de turismo

    Myself: pues ve que es demasiado divertido! tu blog pinta interesante, al rato le echo un ojo :D

    ResponderEliminar
  4. que lindo! suena muy tentador... apurate con las fotos, fue lo primero en que pense apenas empece a leer!
    Un besote niña!

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja que buena esa celebración foRclórica!!

    ResponderEliminar
  6. Mane: mañana mañana! kisses

    Mariale: estoy segura que te hubieses muerto de la risa!

    ResponderEliminar
  7. jajajaja tan forclóricos ellos jajaja estos orientales haciéndonos quedar mal a los que somos de oriente y no hablamos así jajaja

    Ya vorvi ya (jajaja al estilo oriental)

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja NO SE LO NIEGUE! Jajajajajaja. BUENISIMO! A mi me encanta mochima. Pero nunca he viajado en puente, mi papa lo odiaba y nunca nos sometio a colas y mi pareja actual tambien asi que soy de las que esta tranquilita cuando puede estar de puente. Un besito para ti.

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...