sábado, abril 25, 2009

Rituales de Iniciación

Si de rituales de iniciación se trata yo tengo una historia que contar. Normalmente ser admitido en un cosmos utópico parece una situación algo complicada, lo menciono porque siempre fui una princesa metida en una blindada burbuja de cristal que no sabía reaccionar ante un mundo que sentía ajeno.

Mi primer día de pre-escolar el ritual de iniciación a un mundo aglomerado de otros niños, dispuestos a compartir sus alegrías y amarguras, fue el momento donde me integré a un juego y conocí el verdadero significado de la palabra “compartir”, ese instante marcó un hito.

En el colegio a pesar de los cambios radicales que se ven desde el juguetón pre-escolar a la un tanto más disciplinada primaria, pude adaptarme después de un poco de paciencia, me enamoré por primera vez e hice amigos que aunque no recuerdo con nostalgia fueron importantes en su momento.

Cuando me cambiaron de colegio empezó el problema, sencillamente me sentía inadaptada, algo no encajaba en esa nueva etapa de mi vida, eso conjugándose con una precoz adolescencia y a una aún más temprana madurez, me alejó totalmente de los rituales de iniciación. Allí tuve mi primer novio y aún conservo amigos de esos que jamás olvidarás, pero la situación fue más forzada que espontanea y definitivamente mi coraza engrosaba su nivel.

Cuando ya lograba adaptarme a un universo que me parecía foráneo pero que cada día hacía más mío, decidieron cambiarme de colegio, lapso aterrador, no quería pasar por una situación similar a la anterior, no quería desayunar sola y ser odiosa sin querer sólo por inseguridad y ánimo contradictorio de tener amigos. Obligué la situación a dar vuelco a mi favor y me fui a un lugar seguro, donde la compañía existía por defecto. Fue un estado ideal, pero a causa del miedo a reaccionar ante un sitial desconocido. Ese ínterin aumentó mi seguridad, o eso creí, mis rituales de iniciación y permanencia desfilaron por tarimas, bailando, siendo reina del colegio, destacándome con las letras, con las notas, allí fue fácil destacar y desenvolverse hasta que por cronología llegó el momento de enfrentar la más complicada situación: la universidad.

Todo sucedió robóticamente, salí del bachillerato, no quería perder tiempo, me inscribí en un instituto técnico, comencé a estudiar diseño, conocí a una gran amiga de manera natural, hice amistades nada forzadas y de repente ASIGNADA POR EL CNU para estudiar Comunicación Social, la carrera de mis sueños, por supuesto las alegrías se desplegaron y allí mismo las dudas ¿qué hago? ¿Dejo diseño? ¿qué hago?, no fue una opción y decidí estudiar en paralelo, trabajo tan duro en principio que no permitió disfrutar los rituales de iniciación de mi alma mater, que siempre vienen dados por un bautizo que prácticamente ni disfruté, no tenía amigos, grupo de estudio y tenía el perfecto aspecto de odiosa desadaptada social, pasaron años, pasaron personas, pasaron acontecimientos sorpresivos y misceláneos para que al fin me sintiera en el lugar que debía y con la gente propicia, cuando eso sucedió casi afrontaba la recta final o por lo menos así parecía, por suerte la universidad me dejó una experiencia bastante más larga y totalmente emotiva.

Y aquí estoy dando un extensísimo preámbulo para decir que ayer tuve mi ritual de iniciación para integrarme con la gente guayacitana. Nunca me ha sido fácil este proceso, pero parece que en este caso no será tan difícil. Punto para mí que he aprendido de las complicaciones de la vida. Feliz Fin de Semana!

13 comentarios:

  1. Que manía de la gente de llamarnos odiosos a los que no somos los tipicos populares jajaja, siempre cuesta un poco adaptarse a los cambios :) que bueno que lo estas aplicando en Guayana :P

    Besitos gocha fea

    ResponderEliminar
  2. Una razon para meterle lupa a un blog de alguien que no conoces, o escasamente lo hagas, es el poder analizar en frío y en perspectiva 4d, una vivencia ajena pero que sueles tener de forma propia. Sólo que en el momento que la vives, no te dedicas, de poder hacerlo, en pensar en ello, solo lo vives.

    No veo como odioso(a) a una persona que coloca resistencia a la integración a un nuevo grupo, pero sí como socialmente inflexible. La brillantez básica se caracteriza por oponerse a ser etiquetado a un estereotipo, sin saber que en realidad el estereotipo más populado es el de aquellos que dicen no querer estar estereotipados ¡de ninguna forma! Mientras que la brillante brillantez social, segun my point of view, es la de aquellos que saben que todos adjetivos o estereotipos, todos tenemos un porcentaje, y que entre grupos de amigos, co-workers, panas, pretendientes, etc, algunos de esos porcentajes debemos hacerlos dinámicos y ajustarlos de forma temporal, sin cambiar la esencia. Esta bien, ponle sirope de chocolate, pero seguirá siendo un helado de Torta suiza :P

    Espero sigas teniendo más facilidades que complicaciones en adquirir tu 'nacionalidad' por aquellos lados, y ya tocará decirle "esa nuevaaa" a otra persona que intente lo que tu, incorporar a jugar tu carta en la baraja.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    El amor siempre nos acompañan, el amor a la gente que nunca lo abandonarían. Todos mis buenos pensamientos que has enviado!

    ResponderEliminar
  4. Yo soy de las que me adapto con mucha facilidad y no veo los cambios con la seriedad que debiera, quizas eso me ha ayudado. Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  5. Yo he aprendido a adaptarme, creia yo... hasta que hace un par de semanas en una conferencia sobre personalidades, el expositor me dijo que esa era mi gran mascara... que a mi no me gustaban los cambios y que ese largo aprendizaje me deja mucha tristeza interior. Yo le respondi, sonriendo como tipica nina boba del sur de USA: Oh, y encima me dices hipocrita en frente de todos? Las carcajadas no se hicieron esperar y sali como con diez telefonos mas en mi celular de gente que desde ese dia, me considera una mas de su grupo mayamero.... .jajajaja... y como fue tu iniciacion guayanistica? Que tuviste que hacer? Un beso grande! FELIZ SEMANA

    ResponderEliminar
  6. Blue: Besitos, parece que ya me voy adaptando mejor a los cambios

    Danko: la preocupación no es ser la nueva, de verdad eso es lo de menos, de hecho soy "la gocha" que me parece hasta chevere, lo preocupante esra el temor de no saber cómo integrarme a pesar de estar perfectamente preparada para desenvolverme en muchos medios por mi carrera, pero por suerte parece qeu he ido mejorando en esos predio... Bienvenido a este espacio y mil gracias por tus palabras. Muacks!

    Geanina: gracias mil.

    Waiting: para algunos es fácil, yo soy muy animada después de superado el cambio pero a veces me paralizo jejeje

    Maru: jejeje... Maru si tu nadas en todos lados como pez en el agua, o por lo menos así te veo, quiero ser como tú cuando sea grande ejejeje... Me encantó esa respuesta tuya. Yo también creo que me adapto a los sitios, a la música, a la gente, al clima, de hecho lo hago o eso me parece.... salí con una amiga y por ende con su grupo de amigos, realmente ellos me facilitaron las cosas porque son full divertidos, pero fue un poco darle un vuelco a lo que he hecho hasta ahora en Guayana, el ritual de iniciación ha ido de a poco... Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Sencillamente los detesto, porque me hacen desperdiciar el sudor que no tengo, la ansiedad que me desgasta y el stress que tanto me cuesta vencer... pero son necesarios, esos riutuales de iniciación son rutina de la vida.
    Al comienzo d e una etapa, en el medio de la misma, tantas veces como las circunstancias los demanden...

    Lo bueno es poder leer a gente como vos, que los plasma como un día más, bien cumplido, con gozo y fundamentalmente con éxito. Ese éxito personal que de diez o de cero para los demás, es perfecto y totalmente satifactorio para el que lo vive.

    Un abrazo señorita y que tenga linda semana!

    ResponderEliminar
  8. Ay mane hay que ver las cosas así, con cierto tez de alegría y posibilidades, nada de cerrarnos las puertas a nosotros mismos.

    Un besito!

    Tabas perdida!

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Placer verdadero tener tu permiso de leer y comentar en tu diario. Y excuse mua si me pongo fastidioso o intenso. Raras veces me doy el lujo de escapar de la basicidad. xD

    ResponderEliminar
  11. Siempre he creido que los cambios son sencillamente una manera de crecer, de evolucionar.

    Algunos son más sencillos que otros, pero pienso que vale la pena el esfuerzo. Viva tu guayanización!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Danko, eres bienvenido cuando quieras... este es un espacio libre, a veces fresa a veces agrio, depende del ánimo de la dueña... Yo también me pongo filosofar de la vida y eso es de los deleites de los que nunca quiero desprenderme. Muacks!

    Rossy: no he cambiado, soy la misma, sólo que soy más accesible... es eso... Me encanta eso, viva mi guayanización!!!!

    ResponderEliminar
  13. Uy sobre eso podría escribir un montón, dado que he pasado por varios rituales, algunos satisfactorios y otros... bueeeeno... mejor no cuento por aquí.

    Pero, además de la forma como me pudieron haber recibido en los sitios donde he estado, ha sido más mi actitud hacia la gente que me he topado, el como los he visto. Y eso perdura hasta hoy, donde siempre ando metido en cosas nuevas.

    En partes de tus anécdotas hasta identificado me he sentido. Pero bueno, de repente me animo a escribir sobre mis historias y rituales... pero será luego que ahora debo salir como alma que lleva el diablo a resolver ciertas cosas... y seguro que mañana me toca trabajo casero, para salir de ciertos pendientes...

    Saludos y besos!

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...