lunes, abril 20, 2009

Reflexión de domingo por la noche

A veces pienso en las meticulosidades que la gente asume como prioridades, en los dejos de egolatría que alegan esas vetas de escalas morales y sociales, a veces pienso cuán significativo puede importar el matrimonio, el largo de la falda, el fanatismo religioso o la perfecta decoración, a veces pienso en los floreros vacíos que se posan sobre las mesas, aquellos esbeltos recipientes, reflejo de una vanas realidades. A veces pienso en los libros que me leo o en los ideales internos, en las tristezas ajenas o en momentos irremediables, a veces pienso en absurdas depresiones o en desoladas alegrías, a veces pienso en escaladas imposibles y en rebeldías caprichosas, a veces pienso en rosarios de fe que muchas veces no sirven de nada, que algunas otras sirven de muleta en la vida, a veces pienso que ante tantas circunstancias soy una queja ambulante, simplemente caprichosa pero muy afortunada y simplemente estoy tan bien y no lo noto.

Es lunes y tengo una vida por delante, y como dijo Rossy, a ir despeinada por la vida. Despéinense!!!


--------
Ayer empecé a leer "Amor, curiosidad, prozac y dudas" y a ratos pienso que es un libro medio escrito por mi, no sé si eso es bueno o malo, me leí un montón de páginas ayer, no adelanto nada pero me va gustando! Voy por la K de Kool-... Muacks!

3 comentarios:

  1. Veo que has estado pensando en cosas que yo suelo pensar mucho. Esas cosas que hacen que desviemos la atención de lo que es realmente importante.
    Es bueno que lo pienses, así mantendrás los ojos bien abiertos y podrás siempre notar lo bien que estás, eso no tiene precio!

    ResponderEliminar
  2. Claro que si, a veces estamos muy bien y no lo notamos. Seguimos despeinadas, jajaja!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Vivir la vida sin despeinarse es seguir por la senda de los convencionalismos y moldes preestablecidos por la sociedad. Apoyo lo que dices, vamos a despeinarnos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...