martes, febrero 24, 2009

El indebido primer beso

Destinos separados en caminos intransitables, sólo eso era el relato que ni siquiera les unía, apenas sitios comunes, saludos corteses, amigos simultáneos, muchas no-conversaciones y después de muchos no-compartires y de varias no-miradas, en medio de un laberíntico desenlace de cotidianidad al fin se vieron, hubo roces, hubo fuego, hubo palpitaciones insoportables, hubo una mano que no intentó huir de aquel juego, luego de eso ¡se vieron! Sus ojos no se separaban de sus labios, sus labios no se separaban de su tacto, su tacto no se separaba de su piel. Apenas fue el comienzo. Sus ojos recorrían interminablemente las ideas, emociones, cariños, picardías, sus ojos recorrían el deseo que no se escondía ni ante las miradas curiosas de terceros. Y en tierra neutra, donde nadie los juzgaba, jugaron a develar secretos que escondidos ya quemaban, la intensidad era su aire, iban por las calles de la mano aunque no lo sabían, planeaban encuentros sin siquiera soñarlos, vivían de ilusiones mutuas sin decir palabra, sin mostrar indicios, cavilando lo impensable, siendo uno sin haberlo mencionado. 7 días, 7 noches, gente que iba y venía, rumores que se paseaban por los pasillos fríos de un hotel, planes disfrazados y sentencias emitidas, sutilezas imperceptibles y un perfecto cortocircuito que añoraba eternizarse. Una historia que empieza y termina con la utópica sensación que no se olvida, con el cosquilleo de labios que remueve piezas, con el cosquilleo de labios que jamás le habían hecho sentir. Allí en la última noche de la estadía en suelo neutral despertaron, se miraban, él rozaba tenuemente los dedos sobre los delgados y rosados labios de ella, y aún sin seducirla lo hacía naturalmente, él no quería sus labios, sólo buscaba su mirada, tenerla a su lado en ese mísero momento era suficiente, era el único momento escrito para ellos en la historia. Él la miraba suplicando que no preguntase, ella lo miraba suplicando que no respondiese, ambos a medianoche se recorrían con los ojos, gracias al halo de luz que filtraba la ventana, ambos entre confusiones y arrebatos, suplicando que el día no llegase, sólo pudieron cerrar su no-encuentro con el primer de muchos besos que no debieron existir en su no-historia.


--------
No tienen idea como me gusta escribir estas historias, cada día me gusta más, me gustan las no historias, me gustan las incertidumbres...
he pasado días muy relax, algo de carnaval se ha colado en mi vida sin permiso... Mi ánimo no ha estado muy bien pero va mejorando, no es fácil sentirse solo con tanta gente alrededor
. Muacks!

14 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta historia, Yei! Sigue escribiendo más :)

    Besitos! Y ya mañana de vuelta a la rutina.

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad como que ando un pelin lento a esta hora.
    Leí la historia a vuelo de pájaro. Mañana la leo bien.
    Pero si te hago la observación sobre el cambio de letra... de verdad, se ve mejor el blog con el nuevo font que escogiste.
    Saludos... cuidate.

    ResponderEliminar
  3. pues... te diré que deberías escribir así más seguido! te queda muy bonito!

    anda!

    un besito ♥

    ResponderEliminar
  4. Mi niña bella, usted tiene talento y yo, parecía el ventilador de techo (había?) en ese cuarto de hotel mientras te leía, es que me llevaste a verlos :)

    Un Besote, me encanto el nuevo header pero la historia me gusto muchisimo más!

    Muacks!

    ResponderEliminar
  5. Este ejercicio de escribir mucho me tiene feliz y creo que poco a poco está dando resultados, se exiende mi diccionario personal y van fluyendo mis historias y las historias de otros pero contadas de otra forma....

    Nany: que bella! te pasas! me encanta que te guste el header y aún más la historia! Muacks!

    ResponderEliminar
  6. Y eso de sentirte sola aun rodeada de gente?
    Es una sensación que conozco, que vive conmigo. Pero si para ti es nueva, no debe gustarte.
    Sacúdetela tan pronto como puedas! Ánimo!

    ResponderEliminar
  7. Yo como siempre comentando sobre la última idea...

    Sobre la no-historia, quería decirte que también me gustó mucho!

    ResponderEliminar
  8. este ejercicio de leerte es el que a mi me tiene feliz yei.

    besos de colores

    ResponderEliminar
  9. Mariale: esa sensación se siente un poco nueva porque por primera vez me siento aislada, antes podía disfrutar un y no me disgustaba, la cosa es que el aislmiento no por gusto sino porque me toca me ha sido un poco difícil de llevar, nada no superable...que bueno que te haya gustado la historia... cuidate!

    Jolie: es un ejercicio mutuo! muacks!

    ResponderEliminar
  10. Vic te extrañé por aquí... muchas cosas han cambiado, ya el blog no es fucsia y yo soy una chica trabadora!

    ResponderEliminar
  11. me ha gustado mucho, me sentí identificada con la no-historia... un beso

    ResponderEliminar
  12. Yo siempre he dicho que las gochas tenemos TALENTO... me gusta mucho tu manera de escribir de expresar todas esas sensanciones o no - sensanciones...
    Chevere tu blog....

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...