lunes, diciembre 15, 2008

Entre repasos y confusiones

[Este pequeñuelo es el encargado de robarme sonrisas cada día, de sorprenderme y hacerme olvidar las confusiones]

Entre sonrisas, sorpresas, encantos, confusiones, expectativas, polvo, alergias y muchas cajas transcurre mi vida día a día, hace más de una semana que estoy graduada, esperaba ansiosamente la hora de culminar ese paso, esperaba ansiosamente venir a casa, esperaba que ya fuera navidad y esperaba que el cauce de las cosas fuera perfecto sin mayor esfuerzo y aunque así lo parece no es tan natural como lo esperaba. A más de una semana de haberme graduado tengo la mente más nula [laborablemente hablando] que nunca, no sé qué hacer ni por dónde empezar y aunque algunos consejos me ayudan no dejo de sentir pánico, eso es lo que tengo PÁNICO. También he sentido que los días pasan muy rápido sin que aprenda a desplazarme sola en la ciudad, sin organizar mi vida, ni mi casa, sin saber dónde van las ollas o la dirección de la casa, la mudanza pasó por mi pero creo que aún yo no he pasado por la mudanza. Aún estoy en San Cristóbal, aún pienso en mis amigos, pienso en posibles actividades, pienso en cuándo los veré nuevamente, pienso en los días perdidos y pienso en lo mucho que duele la distancia. Todo me da alergia, hace más de años no sufría de alergia constante, y desde hace una semana me despierto cada día con alergia, el polvo, las cajas, la mudanza, el calor, los perritos, el aire acondicionado, el olor natural, no sé qué es pero algo me afecta, me hace pensar que quizá soy alérgica a la vida hogareña o tengo una grave alergia emocional. Aún no me acostumbro a vivir con mi mamá y de verdad estoy muy feliz pero el proceso de adaptación es complicado, ella es un sol y yo soy medio necia, espero no se decepcione. Tengo mil sentimientos y no he contado ni la mitad.

6 comentarios:

  1. Somos animales de costumbres, cuando llevamos mucho tiempo siguiendo las mismas rutinas (o carencia de rutina), nos cuesta mucho habituarnos a otras circunstancias, aun cuando éstas nos gusten.

    Mi consejo (a pesar de lo hueco que pueda sonar): tiempo al tiempo. Ve descubriendo poco a poco lo que sí te gusta de estar en Guayana y aférrate a eso.

    Sobre aprender a desplazarte sola, pues también toma tiempo. Te lo dice la más desorientada del planeta!! Pero hasta yo lo logro después de un tiempito...
    :-P

    ResponderEliminar
  2. Mariale a veces lo trillado funciona, yo tengo toda mi fe en lo de tiempo al tiempo, en el fondo sé qeu todo saldrá bien, espero trabajar prontito eso me ayudará a no pensar tanto y organizar todo para sentir ese hogar como mi hogar... no me cierro, por el contrario pero el cambio me golpea un poquito y la bendita alergia que no me deja despertarme con gusto... Lo que dices me sirve de mucho, sobre todo porque casi siempre hablas con mucha lógica y coherencia, muy centrada así que confio, no sólo en lo que dices sino en lo que pienso...

    Espero se te haya pasado el dolor de cabeza... un abrazo
    Yei

    ResponderEliminar
  3. Hola Yesli.
    Mija... es normal lo que te pasa.
    Aprovecha el momento, esta la encrucijada donde puedes cambiar muchas cosas, que tal vez en el pasado, quisiste hacer y no pudiste.
    Re-inventate... sigue creciendo y no tengas miedo en aceptar tu nuevo entorno.
    Ese es el paradigma de la vida. Así es esto, ¿ves?.
    Depende de ti... cambiar o adaptar las cosas que ahora te rodean. Debes de tomar la iniciativa y cambiar.
    ¿Me sigues?
    ¡Mírame a mi... ni pendiente de poder vivir por estos lados... hasta que me anoté en la lista... y salió mi número!
    Los cambios son positivos... le dan perspectivas a uno.
    Re-inventate...
    Adaptate...
    Depende de ti... anotate en la lista, juegate tu número, chama...
    ¡Suerte y gaceta hípica!
    Bisous!!

    ResponderEliminar
  4. El bebé esta de comerselo a besos, que carita tan cuteeeeeeeeee!!!

    No sabría como hacer para vivir con mi madre por mas que la amo, luego de haber vivido aparte.

    Quizás de alguna manera es eso lo que te está afectando, no solo el cambio de rutina y de entorno si no volver a la casa materna. Uno siempre extraña la sopita de mamá, pero cuando ya hablamos de tus cosas puestas de determinada manera y eras tu quien decidía desde que iba hasta que se comía, perder esa libertad... afecta.

    Un Besote grande y mucha agüita, porque antialergicos no le recomiendo a nadieeeeeee jamás!

    ResponderEliminar
  5. Ay Bichito te aseguro que esto comment ha calado... actitud positiva... Lo leí en mi cel el día que lo escribiste y me quedé en shock, fue como cuando te halan por la chaqueta [así dice mi abue], fue un empujón pa que me sobren las ganas de seguir... Gracias por hacerme reaccionar!

    Nany. siempre me alegro tanto cuando me escribes [sonrisa en la cara] ese bebé me lo como a besos a diario, él es la mayor felicidad de estar en Guayana, me hace olvidarme de estos calorones...Me estoy adaptando, creo que me va muy bien, ya me siento más en mi hogar... La alergia no para :( y a punta de antialergico esta subsistiendo pero ya no me hace ni Ñ... qué hago???

    ResponderEliminar
  6. Siempre a la orden, Yesly.
    Ciudad Guayana es una ciudad hermosa... sobre todo si uno pasa de largo, para ir a la Gran Sabana (My magic place)
    Bueeeeno... muchos besos y abrazos, extensivos a tu mama.
    Se me cuidan las dos... por la sombrita, que allá hace burda e' sol y eso es malo pa' la piel!! Ja ja ja ja!!!

    Pásate por mi rincón!... pero no ahorita... como dentro de unas 10 horas... ;-)

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...