miércoles, octubre 15, 2008

Utopías en el Blog Action Day


Utopías, como quisiera revolcarme en la benditas utopías y ver un mundo perfecto, alejado de injusticias, como quisiera nadar en ríos de chocolate y lagos de oro, como quisiera igualdades abundantes como lloviznas en invierno, como quisiera que esas imágenes no sólo estuvieran en mi cabeza; pero el mundo real no es así, es sólo un poco más cruel, realmente mucho más cruel, es un mundo donde las deudas abundan por doquier, un mundo donde los obreros trabajan para los patronos, un mundo donde muchos ruegan un plato de comida, un mundo donde niños no pueden ir a la escuela, un mundo donde unos botan lo que a otros les escasea, un mundo donde la violencia desmorona a las familias, un mundo donde las irresponsabilidades reinan, un mundo donde la violencia y la pobreza son las titiriteras de esto que llamamos vida.

Una vida terriblemente llena de pobreza, en algunos casos material, en algunos casos, espiritual y en otros casos mental, en el más triste de los casos existe una pobreza absoluta, sin deseos de surgir, y cualquiera pensaría ¿quién es esta niña que lo ha tenido todo en la vida para sentarse a pensar en lo que a otros les hace falta? Pues en ese caso no soy nadie en especial, sólo soy alguien que se entristece al ver gente en la calle muriendo de hambre, sólo soy alguien que sufre impotencia al ver niños que ruegan hasta por agua, sólo soy otra en el planeta que no hace más que quejarse cuando lo que tiene es abundancia, quizá soy un poco de todo.

Nos han enseñado a acostumbrarnos a ver la pobreza, a ver con normalidad que en el mundo hay ricos y pobres y que eso está bien, pero no nos enseñan a poner algo de nosotros para solucionar ese desequilibrio social, nos han enseñado que los grandes gobernantes del mundo son los que llevan a cuestas los compromisos de acabar con la pobreza, nos han enseñado a resignarnos a la espera de que un gran Mesías [militar, politólogo, profeta, sabio o lo que sea] un día nos dará de comer a todos y viviremos felices como perdices, pero parece que día a día el mundo se nos hace más complejo y los intereses personales predominan ante los intereses en común. ¡Que difícil! ¡Que impotencia! Pensé que escribiría sobre la pobreza, la situación actual, causas y consecuencias, cual ensayo de colegio, pero no es así, me afecta tanto ver que hay demasiado por hacer y tan poco en mis manos para realizarlo, me afecta tanto ver que muchos políticos pelean por quién va como candidato unitario echándose baldes de agua sucia los unos a los otros mientras la gente muere de hambre en los barrios o está bajo un puente y sin hogar, me afecta que los mandatarios hablen de su soberanía y no sean capaces de velar por sus ciudadanos, me afecta ver que en mi tierra y en tierras lejanas lo que sobra es pobreza, es como una plaga, una plaga que carcome vida y alma. Si tomo en cuenta que jamás he visto realmente la pobreza extrema, que hay países donde la pobreza realmente es desgarradora, si tomara en cuenta que sólo hemos visto cuadros de pobreza desde la comodidad de nuestras casas por medio de una foto, un blog, un periódico o un canal, si dios se nos disfrazara de Robin Hood y nos repartiera todo por igual creo que seríamos más felices, si tan sólo pudiéramos mantener esta plaga a distancia.

Creo que este post me sirvió más de reflexión que de solución, un espacio oportuno para sentirme afortunada, PERO ESA NO ES LA IDEA, todo lo contrario, este espacio se une a los demás a una LLAMADA A GRITOS, una llamada de acción en la que todos debemos unirnos, hacernos ecos de realidades, convertirnos en AGENTES DE CAMBIO. Basta de quejas y responsabilidades ajenas, basta de pensar en nuestros privilegios merecidos o no, basta de aprovecharnos del que está más abajo. BASTA!

Este tema me saca lagrimas, lagrimas sinceras, este tema me da ganas de recorrer calles, de repartir no lo que me sobra sino lo quiero compartir, este tema me da ganas de ser como aquellos que han puesto su manita para que el mundo sea mejor… Utopías!!! Sólo espero tener el valor y la convicción de ser un AGENTE DE CAMBIO y de que todos lo seamos algún día.


P.D: la fotico es de una fundación que me pareció buenisíma, se llama POBREZA CERO, y el logo está genial

6 comentarios:

  1. Pues sí, creo que no basta con darse cuenta de lo que está pasando (abrir los ojos) hay que actuar, actuar para cambiar, cambiar para mejorar, mejorar para sonreir... Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Cada uno con un poquito, puede hacer mucho. Solo que en este mundo hay algunos que piden mucho para no hacer nada...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Ya lo he venido diciendo, las cosas no van a cambiar cuando una persona haga algo grande un día determinado, sino cuando TODOS hagamos pequeñas cosas a diario.

    ResponderEliminar
  4. Sofía: así es, en la acción está el cambio, es la única forma, sólo espero encaminar bien estas energías y que no sólo se queden en palabras...

    Maru: Me encanta eso que dices y me encanto tu post, estuvo perfecto!

    Mariale: a hacer pequeñas cosas y así no sólo sentirnos sino convertirnos en agentes de cambio...

    Besotes para las 3!

    ResponderEliminar
  5. Cierto es que a la gente le enseñan a esperar al mesías y que debemos esperar sentados. Esa es la receta que nos han dado desde arriba aquellos que se disfrazaron de dioses con el fin de manipularnos mejor. El asunto está, como dije en mi post del Blog Action Day, en que todos HAGAMOS ALGO por el planeta, donde dejemos de estar sentaditos esperando como borreguitos en matadero. El mundo es tan nuestro como de aquellos que pretenden hacernos creer que no lo es... por lo tanto es nuestra responsabilidad también.

    Yo no creo que cambiar al mundo sea una utopía, sino más bien un sueño que está bien lejos para alcanzarlo, pero de todas formas, así como hay gente que pone su grano de arena por un mundo mejor y motivan a otros a hacerlo, nosotros también debemos, para motivar a otros y para ayudar a aquellos que HOY están haciendo algo.

    Que tengas un buen día ;)

    P.D.: Me gustó mucho tu post.

    ResponderEliminar
  6. el cambio esta en cada uno, haciendo lo que corresponde y sin sobreavisos, ojala al mismo tiempo pensaramos y tuvieramos mas conciencia

    a veces somos tan ajenos y frios a todo que no importa lo que pasa a nuestro alrededor...

    es triste yes.

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...