lunes, septiembre 01, 2008

A pasos cortos...

Lo de pasos cortos parece que aplica no sólo al título del blog, desde hace unos meses trato incesantemente de dar pasos agigantados en muchos aspectos, me gusta llegar de primera, me gusta lograr lo que me propongo, me gusta trazar metas y luchar con el tiempo porque sé que soy muy capaz, pero creo que mientras más lo intento, más cortos y lentos son los pasos que doy.


Hoy es uno de esos días en que el ánimo se quedó durmiendo cuando yo me fui al trabajo. Veo lunas pasar y esconderse, llenas, medias, menguantes y nuevas, cuentan hasta 10, se esconden y se encuentran, veo también hojas de calendario directo a la papelera, fechas pospuestas, nuevas metas trazadas, horas perdidas, insomnios constantes, cambios de clima, cambios de rutinas y aún sigo con respiros intermedios que me recuerdan la eterna incertidumbre que no me abandona.


En fin pasa el tiempo, los días y los meses. Pasan sueños, personas e ilusiones. Pasan, pasa la vida pero a pasos cortos. ¿Será que después de dar tantos pasos cortos podré aventajarme con unos pocos agigantados?. . .


5 comentarios:

  1. Yeslisiña.

    Yo creo que todos los momentos son etapas. Para cada etaba tenemos un ánimo distinto y lo que tenemos es que mantener la motivación.. más nada. Y lo que conviene, viene.

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. ¿Puedo usar un cliché? ¿Si? Ok. "Un viaje de 1000 kilometros comienza con un solo paso". No hay tal cosa como pasos cortos, ni pasos largos. Todos son iguales. Vistos independientes se ven cortos, pero si los ves como una secuencia, veras que todos juntos hacen pasos agigantados.

    ResponderEliminar
  3. Ay niña! Tenía días que no leía su blog y hoy me identifique con muchas de las cosas que escribió...no se si para bien o para mal, a veces prefiero no leer....pero más me enternece saber que otra personita tiene las mismas ideas locas y algunas veces torturantes, así que todo lo trataré de llevar tal como aqui se dice: a pasos cortos...aunque quiera ir corriendo casi matandome...ni modo...

    ResponderEliminar
  4. Creo que todos somos esclavos de nuestras metas. Aunque no estemos conscientes, el deseo de superarnos tiñe cualquier aspecto de nuestras vidas.

    No pienses en magnitudes, siempre avanzamos; no existe el retroceso...

    ResponderEliminar
  5. El tamaño de los pasos no es lo más importante, la seguridad de dirigirte inexorablemente al destino que has eligido, eso sí, eso siempre lo has de tener claro y presente. La meta que me propuse al empezar hace dos años con el blog era acabar publicando un libro de poemas, a finales de este mes saldrá, al fin, a la venta. Un saludo

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...