viernes, septiembre 12, 2008

De peluches, corazones rotos y más va este cuento

Han transcurrido apenas 10 horas desde que comenzó el día, unas 4 desde que salió el sol, unas 3 horas y media desde que desperté, sólo unas dos horas desde que llegué al trabajo y ya he aprendido un montón de cosas... y es que no recuerdo mi vida antes de tener un blog y ser adicta a la mayoría de ellos [exagerada pues, realmente soy muy adicta a los que me gustan aunque a veces no los comente todos, generalmente lo hago]… Así que hoy me enteré de algunas cosas extrañas, otras divertidas y algunas increíbles:


  • Los corazones rotos si existen, y me enteré en Desde la Barandilla, como un infarto pero no tanto, más propenso para mujeres entre 30 y 60, y duele porque la adrenalina se sube o algo así… ¿será que hay gente que pasa la vida entera con la adrenalina alta?


  • La alergia a la leche puede causar alteraciones en el comportamiento. Muy sorprendida porque me encanta todo lo que es lactosa, y ahora como que de lo hipocondriaca pienso en las posibilidades. Marce fue la que echo el cuento y yo sólo me robo un poquito de su historia, porque en Suecia parece que todos padecen alergia a algo y así el gran descubrimiento de la alergia a la leche directamente proporcional a la conducta humana.


  • Los que anuncian destinos en camioneticas/busetas/microbuses/bla bla bla se llaman PELUCHEROS. A mi Euchy se le dio por ser peluche ayer, suena gracioso, pero la historia en cuestión es aún más graciosa, me imaginé el cuento de “Petare! Petare! Petare! suba que hay puesto![…] Échense un poquito para atrás por favor que cabe gente!!!”

Bueno por ahora tengo que trabajar pero quería escribir un rato… Me despido con sonrisota en la cara porque tengo buen humor hasta pa regalar, seguiré diseñando y escuchando Cake!



4 comentarios:

  1. Me alegra que estés alegre! A veces, y no se por que, hay días en que amanecemos simplemente alegres...

    "Hay días benditos en que todos los signos concuerdan y en que el juego del azar se hace rito solemne, una fiesta previamente ordenada. Triunfo único, nunca visto aún y que ya nunca volverá a verse. Aquella tarde la luz del poniente era más roja, las sombras más azules, los sones de las trompetas más alegres y más tristes; cada grito más penetrante, cada color más intenso; era una tarde en que, por exceso de alegría, se parte el corazón sin causa..."
    Zoé Oldenbourg
    Las ciudades carnales

    Siempre he creído que hay días así. Este talvez sea uno!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Oh cuánto te comprendo!!

    Esto de ser blogger no sólo es divino porque nos podemos expresar o porque conocemos gente chévere, sino porque además todos los días se aprenden muchas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Si!!!
    Este mundo es fascinante, Yesli.. hay DE TODO y PARA TODO.

    Que bueno que lo disfrutes como yo.

    Un besote!

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...