lunes, agosto 18, 2008

Fases de medianoche

Hoy la magia se ha pintado de colores tan oscuros!


Una mirada triste y una sonrisa que se perdió en el camino son lo único que me acompaña, cuando en la mitad de una noche fría y solitaria se despide el aroma de la compañía imaginaria que tan feliz me hace. Hoy triste por tu tristeza, quizá ni sea comprensible, pero hay quienes terminan en los más profundo de las emociones de alguien…


La infelicidad es efímera, tanto así como la felicidad…!


Sólo al cerrar los ojos es posible olvidar, o recordar más de cerca aquello que al ignorar o recalcar sigue persistente o borroso… palabras confusas, lo sé, pero yo me entiendo, entiendo querer huir de lo que sucede y también entiendo querer recordarlo. Entiendo que fui feliz y deseo volver a serlo, entiendo que después igualmente fui infeliz y sólo espero olvidarlo, entiendo que ahora estando en soledad, sólo soy yo y estoy orgullosa de serlo.


Y ahora te recuerdo!


Porque esa magia no me permite olvidar, que allí no muy lejos estás… y yo aquí te pienso. Aún al no poder remediar, sólo espero acompañarte….




4 comentarios:

  1. Te leía y me sentía a mi en las palabras... sigue escribiendo.

    ResponderEliminar
  2. Yesli, la felicidad no es un estado, son momentos... trata de disfrutarlos cuando lo sientes. La nostalgia pasará con el tiempo. Ese es el más sabio de todos los remedios.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Piensa en la infelicidad como el entrenamiento para poder asumir la felicidad. A esta vida le gusta ponernos de rodillas, es cuantión de acostumbrarse. Euchy tiene razón, la felicidad son momentos (brevísimos), que transcurren durante toda la vida; la infelicidad todo el tiempo que sobra...¿Qué tan malo puede ser?

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Nada malo, mientras capte y haga míos cada uno de esos momentos brevísimos!

    ResponderEliminar

Ocurrencias y ocurrencias, para eso es esto ¿no? cuéntame...